martes, 30 de septiembre de 2008

SALUTACIÓN ANGÉLICA

DANTE GABRIEL ROSSETTI

ECCE ANCILLA DOMINI



INFANCIA DE LA VIRGEN


La Anunciación o Salutación angélica es un episodio de la vida de María en el que un ángel anuncia a la Virgen que va a ser madre de Jesús. La más antigua referencia conocida a este episodio se encuentra en el Evangelio de Lucas Lucas 1:26-38.
La Anunciación no se mencionada en los otros tres evangelios canónicos, pero si es narrada en los evangelios apócrifos.
En estas versiones se introducen ciertos cambios, de los cuales el más importante es que relatan no una, sino dos anunciaciones.
Primero, María va a llenar un cántaro de agua a la fuente y escucha una voz saludándola. Asustada por no entender de dónde viene la voz, regresa a su casa, donde se pone a hilar. Es entonces cuando el ángel se presenta ante ella y le anuncia su maternidad (Protoevangelio de Santiago, capítulo XI).
El tema de la Anunciación es muy frecuente en el arte cristiano. Se representa la Virgen con el arcángel San Gabriel de pie o volando ante ella. A diferencia de la Encarnación en que arcángel se representa arrodillado.
Rossetti en 1850 pinta ECCE ANCILLA DOMINI, que representa una Anunciación donde se exalta la pureza de la Virgen con los trazos de una adolescente atemorizada y algo indiferente, con una palidez que delata un candor espiritual.
Parece confundida y algo enferma.
La presencia del lirio y de la cortina azul entre los tonos blancos son elementos que añaden contenido simbólico a la pintura. La obra es mística y se acerca al eclecticismo de los nazarenos alemanes.
La Virgen aparece vestida con un hábito blanco. Está asustada por la aparición del arcángel, un joven mensajero que aparece de la nada con una túnica que acaba en llamas en los pies.
El arcángel la apunta con la vara de nardos que simboliza la virginidad como si la amenazara con un punzón. El azul da una sensación gélida, inhumana, mostrando una falta de realismo fácil de sentir.
Observamos también que el paño que estaba bordando la virgen en el cuadro de su infancia, aparece aquí terminado.
Fue discípulo de William Hunt y John Everett Millais, y con ellos formó la Hermandad de los Prerrafaelistas, en 1848.
  • En la época en la que vive Rossetti reinaba en Inglaterra la reina Victoria (reinó desde 1837 a 1901). Durante este periodo la sociedad de Gran Bretaña sufrió un tremendo cambio, pasando de ser rural a urbana. La Revolución Industrial y el descomunal aumento de la población provocaron un crecimiento sin precedentes de las ciudades y de todos los núcleos urbanos, acarreando grandes problemas sociales y políticos; pero la expansión del comercio y de la industria crearon gran riqueza especialmente para las clases medias que aumentaron en número y en prosperidad. Sus miembros ganaron confianza en sí mismos y ampliaron sus aspiraciones culturales. Construyeron sólidas casas y las amueblaron con más lujo que antes, adoptaron un estilo de vida más confortable. Se volvieron más cultos leyendo más libros y periódicos y fundaron instituciones culturales y sociales. Se habían creado las condiciones necesarias para el florecimiento del arte.
  • La clase media transformó, gracias a su dinero, el modelo de coleccionismo y su gusto hizo variar el tipo de arte que se realizaba. En el siglo XVIII y principios del siglo XIX los terratenientes, la aristocracia y la alta burguesía tuvieron un papel relevante en el coleccionismo artístico, debido al poco papel de la Iglesia y que el fin de la monarquía absoluta en el siglo XVII supondría que el estado tendría poca participación en el mecenazgo de la pintura.

6 comentarios:

Le Santi dijo...

Me resulta genial esa humanización de María en comparación con las madonas del Renacimiento. Es aquí una adolescente atemorizada y nos da pena el peso que va a tener que soportar de aquí en más. La pintura no deslumbra por la factura sino por la profundidad psicológica. Interesantísimo.

Meigo,aprendiz de Druida dijo...

Felicidades por tu blog y por tu facil manera de explicar loq uepara algunos es complicado de entender.
Felicidades.

jardí dijo...

Me gusta este comentario de "La Anunciación" y los cuadros. Me hace pensar que la vida esta llena de sorpresas para todos, de dificultades que debemos superar, no se escapa nadie. En este caso, qué abrumadora responsabilidad y qué sorpresa debió sentir la Virgen adolescente. Gracias.

Gonzalo González dijo...

Rosetti es un pintor muy muy interesante. En general me gusta todo lo relacionado con los prerrafaelitas, pero me fascina especialmente Rosetti y sus representaciones femeninas. Mágico, sin más.

Ah, por supuesto que puedes recomendra a tus alumnos la visita a mi bog. Es más, para mí es todo un honor!

Saludos, yo te pongo también entre mis enlaces de blogs de Arte.

jardí dijo...

Hola Pilar:
Ayer estuve consultando la enciclopedia y me encontré con este cuadro de la Anunciación, pero en grande, lo leí y realmente impone respeto, pensar en ese momento que debió experimentar la Virgen y tan jovencita. Estoy agradecida por todos tus comentarios. Mª Ángeles.

Algaire dijo...

Creo que en este cuadro la vista queda atrapada desde el primer momento por la figura de la Virgen en la que está perfectamente plasmado ese miedo que la hace encogerse pegándose a la pared. Es un cuadro muy bello.