sábado, 4 de octubre de 2008

“LA ARISTOCRÁTICA MELANCOLÍA DEL GRAN MODI”

EL RETRATO DE JEANNE HÉBUTERNE CON JERSEY AMARILLO (1918)



Es un retrato realizado en los últimos años de su carrera. Se trata de Jeanne Hebuterne, su última mujer y con la que tuvo una relación muy especial.
Quedan reflejadas las características típicas de las obras de Modigliani: cuello alargado, rostro ovalado, nariz pronunciada, ojos pequeños y boca de "piñon".


Jeanne aparece sentada en una silla sobre un fondo neutro agrisado. La parte baja se completa con una especie de base o zócalo en tonos ocres anaranjados. El colorido, aunque bastante uniforme, deja ver el rastro de la pincelada.


Modigliani nació en Livorno en 1884 y se formó en la tradición de los macchiaioli toscanos .
Un viaje a Venecia le puso en contacto con las obras de Munch, Toulouse Lautrec y Klimt expuestas en la Biennale.
En la obra de Modigliani confluyen influencias de varios tipos a las que él les dio su particular visión. Es evidente la influencia y el primitivismo del arte africano en la simplicidad de sus rostros alargados y parecidos a máscaras rituales (arte que interesaba a muchos otros artistas como Picasso) También se puede apreciar la influencia de Cezanne en la búsqueda de formas geométricas para las formas del rostro y cierto apego por el cubismo

Modigliani fue moderno sin estar dentro de ninguna vanguardia, y a pesar del esfuerzo de muchos galeristas como Paul Guillaume siguió aislado de las corrientes vanguardistas. En 1917 la vida de Modigliani se iluminó con el amor de Jeanne Hébuterne de diecinueve años .

En 1920 enfermó el pintor y murió de una grave meningitis y pocas horas después de morir Modigliani, Jeanne se suicidó.


En los retratos de su mujer Jeanne se siente la penetrante sensibilidad que Modigliani muestra con su “alargada” melancolía


Podemos hablar de artistas y de arte, pero en esta ocasión he querido tocar el tema de la inspiración

7 comentarios:

Gonzalo González dijo...

Genial Modigliani. En mi blog hice una entrada hace un tiempo, que llevaba por título "Retratos melancólicos"

Un saludo!

jardí dijo...

Gracias por tu comentario, me ha gustado mucho y he buscado un video de él para poner en el blog, te agradezco toda la información que me das, también sobre Barocci. El nacimiento, tengo uno en el blog, de Barocci, y me parece que es del Museo del Prado, pero no sé si hablas de otro. Saludos. Mª Ángeles

Le Santi dijo...

Era yo un pre-adolescente totalmente alejado de la pintura. Vi entonces una película sobre Modigliani. Quizá fuera mala la película, pero al ver sus cuadros, sentí por primera vez que la pintura era algo mágico. Y a partir de ahí, todo fue fascinación. Y Modi me sigue pareciendo mágico e increíblemente honesto. Es pintura-pintura.

Algaire dijo...

¡Qué casualidad!, acabo de pasar por el blog de Jadí y allí pude ver un video de Modigliani, pero como le dije a ella, su pintura no me gusta porque quizás no la entienda o sencillamente no me diga nada.
De todas formas te agradezco toda la explicación que nos das.
Un saludo

Dédalus dijo...

Buen trabajo, Berthe... digo, Pilar. Modi, como tú le llamas, fue un extraordinario pintor, bien popular actualmente además.
He comprobado que a la gente le gusta la música que consigue tararear... y tengo la sensación de que con la pintura sucede tres cuartos de lo mismo: Los pintores que son sencillos de reconocer (por su inconfundible estilo) suelen ser los más reputados entre la gente.
Para bien o para menos bien, algo así sucede con Amedeo Modigliani.

Un beso.

mangeles dijo...

A mí me parece que pinta con mucha dulzura pero con distancia a las mujeres...pero estas pinturas que tú has puesto de su mujer me parecen mucho más intimas...

Me gusta..porque es fácil de mirar su pintura...pero no me dice mucho...me parece más que pintura ...carteles...dibujos...

Le tego que mirar con más detenimiento a ver si veo algo más.

mangeles dijo...

ehhh...que no te he deado los besitos correspondientes jejee