lunes, 29 de septiembre de 2008

EL DIVISIONISMO EN ITALIA


Color “dividido” para la Italia “ unida”

Entre finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX hubo una corriente muy interesante en la
pintura italiana: el divisionismo.
El divisionismo italiano sin ninguna duda se desarrolló a partir del puntillismo francés con una
técnica muy parecida : una trama de pequeños toques de color (en el italiano se trataba de
breves trazos no de puntos como el francés) separados unos de otros, capaces de sugerir
formas ,figuras, colores…
Fue muy significativa la adopción del divisionismo para representar grandes escenas de tema
social, de denuncia del malestar de una nación recién unificada que estaba sufriendo una
dolorosa transformación en algunos sectores de la sociedad.
Los campesinos estaban soportando una nueva forma en una estructura arcaica y esto les hacía sentirse sustituidos por un mundo industrializado que les costaba asimilar, sobre todo en el norte de Italia.


El cuadro que mejor puede manifestar este sentimiento al que me refiero es el de Giuseppe Pellizza de Volpedo titulado "El cuarto estado" (1898-1901) en el que vemos claramente y de modo monumental el avance de una clase de trabajadores del campo hacia los nuevos barrios de las periferias industriales de las nuevas ciudades.

El cuadro marca un ritmo ordenado y las figuras centrales y avanzadas de los dos hombres que encabezan el grupo , con el pie derecho adelantado, fijan la atención del espectador.

En el diálogo del cuadro aparece la indiferencia hacia la bella figura de la mujer con el hermoso niño en brazos mostrando una nota de ternura compartida con la figura infantil de la derecha que es atendida por un hombre.
Son muchas las manifestaciones de descontento de los obreros y aunque resulte demasiado sutil, se puede oír el paso de unos pies cansados pero que no tienen ninguna intención de parar la marcha.
El color pardo con toques grises da uniformidad a la masa de obreros, sólo rota por la luz que parece salir del suelo y el toque cálido del chaleco del obrero que encabeza la marcha.
En ningún momento vemos desafío, ni provocación, ni siquiera valentía…



Pero si vemos el empuje de una masa que mueve hacia adelante el ímpetu de sus reivindicaciones.





7 comentarios:

Rafa dijo...

Pues sí que lo estoy, la decoración de ese mausoleo es espléndida, la semana pasada vi en clase mosaicos de ese lugar y merecería la pena ir a Rávena tan sólo para ver estas maravillas.

Muchas gracias por tu valoración, es de agradecer algun comentario alentador que te de un motivo para no abandonar el blog, y más sabiendo que viene de una profesora, jeje.

Un saludo
Rafa

morisot (Pilar Álamo) dijo...

Todos los que sienten algo por el arte son especiales.
No abandones este espacio porque aportas temas interesantes y puedes ser especial.
Tengo alumnos que estarán encantados de pasar por tu espacio.

Algaire dijo...

Así como el puntillismo me es conocido el divisionismo no y después de leer tu artículo ya conozco otro estilo. Me gusta el cuadro que pusiste sobre todo por los colores ocres que proporcionan un ambiente cálido y tienes razón, a pesar de la multitud no se refleja agresividad en el cuadro.
Un saludo

mangeles dijo...

Mi querida Berther Morisot...hoy SÉ QUIEN ES VD...he ido al VIP y me he comprado un librito de pintura de MANET...y me lo he leido en la pelu (me he cortado el pelo...a lo chico, chico...rapada estoy)...y he aprendido muchas cosas del elegante MANET...pero sobre todo, de su modelo, la pintora Berther Morisot. Así dá gusto aprender ejjee...

Besos Pili

El post de hoy me lo dejo para mañana...que por hoy ...con Manet...ya he tenido mucha lección...

jocavi dijo...

Me ha gustado mucho tu blog, me voy ha hacer un link a tu pagina, si no te importa, para irme empapando del arte que explicas, siempre me ha gustado la pintura y tu la explicas estupendamente, espero poder comentarte algo mas inteligente y constructivo cuando tenga tiempo de leerte, por mi parte y si quieres, tengo un link en mi pagina que se llama Musicamera, y es de pinturas relacionadas con la musica, puede que te interese, saludos

jardí dijo...

Interesante el cuadro y la técnica que utiliza. Era el momento social clave para ello, un pueblo unido, harto de sufrir, y en marcha reivindicando, aparentemente pacífica pero dispuesto a todo para sobrevivir, por su familia, por sus hijos, por su propia dignidad. Buena muestra de pintura, para meditar en estos tiempos de crisis, pero ahora todo es supercomplicado entre las personas, en la política. Tenemos tantos medios, que nos desbordan. Un saludo. Mª Ángeles.

jruiz dijo...

El cuarto estado, esta obra siempre irá ligada en mi vida a la película de Novencento, película que identificaba las reivindicaciones de nuestra sociedad,en la segunda mitad de los setenta, necesidad de hacer sitio al cuarto estado.Ese proletariado tan sencillamente presentado por Pellizza, igual la utilización de las técnicas del divisionismo tienen aquí un significado de búsqueda del estamento social compacto, los colores no pueden mezclarse sino en la percepción ocular del espectador, porque el mensaje es muy claro, como el mismo definió:
“no de un arte, por el arte mismo, sino de un arte por la humanidad”.
Me atrevo a añadir que los personajes que encabezan mantienen esa actitud serena y digna que te otorga la defensa de la injusticia. Me enternece el niño comiendose su puño.
Pilar hay cosas que me evocan a autores renacentistas italianos. Gracias.