domingo, 2 de agosto de 2009

LORENZO LOTTO (1480-1556)

A Lorenzo Lotto hay que considerarlo como uno de los pintores más complejos del Renacimiento. Tuvo una vida solitaria, y vivió en diferentes lugares.
Este pintor tuvo una trayectoria artística y humana como una espina clavada en el corazón del Renacimiento.
Gracias a Bernard Berenson descubrimos a este pintor veneciano. En su monografía sobre Lotto, publicada en 1895, Berenson nos descubrió el arte de este pintor que pareciera no haber existido nunca.
Nació en Venezia hacia 1480. Es aproximadamente tres años menor que Giorgione y alrededor de diez años mayor que Tiziano.
Sabemos quehacia 1498 se encontraba ya en Treviso.
Después, Bergamo, Ancona, Recanati y Roma …son algunas de las ciudades en las que vivió.. Dicen que era difícil relacionarse con él pero encontró desahogo y compañía en una especie de diario que escribe entre 1538 y 1553. El Libro di spese diverse donde sólo nos revela sus modestos gastos y precarios ingresos.
Un día de la primavera de 1549,el viejo Lotto subastó en una calle de Venecia las pocas cosas que le quedaban…
Al final de su vida él volvió a Venecia, lo que suponía un desafío, ya que allí sólo iba a encontrar la indiferencia del público y la hostilidad del entorno de Tiziano. En más de veinte años sólo pintó tres obras para las iglesias de Venecia que no tuvieron mucha aceptación.
Al abandonar Venecia, después de desprenderse de sus pocas pertenencias llamó a la puerta del convento de Loreto y allí se apagó su vida.




De 1505 es este retrato de hombre joven (Kunsthistorisches Museum, Vienna)
Este retrato pertenece a la primera época de Lotto, posiblemente a los años que estuvo en Treviso.
Los retratos de este pintor son intrigantes y originales. Para mí este retrato tiene un atractivo donde flota la melancolía y la belleza.
La forma de utilizar la luces, los contrastes, las posturas no es banal, el personaje nos muestra una vida interior rica, fascinante e incluso algo atormentada.
Lotto trabajó en este personaje la apariencia sensible con mucha precisión:
- El contraste entre el traje del personaje y el fondo




- El precioso brocado de la tela del fondo



- Y , pequeños detalles, como el candil de la parte superior derecha.




Y por último algo sobre la luz del cuadro:
Los blancos dan al cuadro una luminosidad fría, casi espectral, que profundiza el melancólico misterio del desconocido.

10 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Estupendo trabajo nos entregas.. me gusto mucho

Que pases un domingo excelente
y el inicio de semana estupendo

Un abrazo
Saludos fraternos

Fallen Lids dijo...

Muy interesante el posteo. No sabia de este pintor, gracias por la info. Me gustan muchas pinturas renacentistas. Excelente la info que te encargaste de dejar. Es verdad, muchos pintores que son buenisimos no son tan conocidos (o directamente no lo son); hay muchisimos de ellos de diferentes épocas y muy buenos, qué, lamentablemente no se hicieron a conocer tanto.
Saludos!^^

Flor.

Mistral dijo...

Estoy de acuerdo contigo, realmente es increíble como en un mínimo espacio como el que ocupa el del candil, consiga dar a la obra tanta profundidad. Dejando abierta esa cortina de fondo, deja abierta la respiración de todo el cuadro, consiguiendo que el personaje no se quede pegado al espectador. A destacar las imperfecciones de la piel, con las cuales consigue que veamos, no una máscara perfecta sino a una persona real, viva, de carne y hueso.

Saludos

mangeles dijo...

Pues es muy interesante. Porque a parte de los ojos y la bella mirada, el resto del rostro debería darle un aspecto "feo" que sin embargo no se produce.

La nariz es enorme y desproporcionada, y la boca no es armoniosa, incluso, siendo innecesario ¡¡¡le ha pintado el grano en la frente¡¡¡

Sin embargo el pelo está primorosamente peinado, cuidado y limpio.

Muy interesente el retrato. La belleza que no se ve, la del interior y la personalidad, que vence al aspecto exterior.

Precioso amiga, un besazo.

Codorníu dijo...

El retrato a mí me parece de lo más difícil del mundo de la pintura. Porque un ser humano, a parte de sus rasgos físicos, deja ver muchísimas cosas más. Estas interpretaciones que haces, por ejemplo, me mantienen embelesado mientras leo. Demuestras unas destrezas para que pueda aflorar tu intuición fuera de lo común. Creo que tienes que ser una observadora de pódium.

Es un placer leer tus entradas.
Como siempre.

Besos sin vacaciones.

clariana dijo...

¡Hola Pilar!
Gracias por tus comentarios en mi blog. El vídeo relativo a los Ángeles con la música de Sílvio Rodríguez es una preciosidad, te lo agradezco mucho. Y también me ha hecho ilusión que te gustara el cuadro de Aranjuez de Benjamín Palencia, cuando lo puse pensé en tí.
El artista que hoy expones lo encuentro una maravilla y tu comentario me lo hace sentir más bello aún, indicándonos los detalles tan preciosos e importantes del cuadro. Qué lástima que no lo apreciaran más en su época. Te mando un fuerte abrazo y valoro mucho la amistad que me muestras.

Liliana Lucki dijo...

Es un retrato que me estremece.

Tiene una especie de calma y tristeza.

Es delicado,frio y atrapante.

Gracias por tu explicación,nos das la ayuda

para leer mejor la obra.

Te saluda Liliana.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Nueva lección de arte, Pilar.

Me ha interesando siempre la vida de este artista.

Un fuerte abrazo.

Duncan de Gross dijo...

Hola Pilar, super interesante Lotto, yo solo lo conocía por referencias bibliográficas y me he quedado maravillado con el post que le dedicas. "Aún Aprendo" que decía una de las láminas de Goya...Besotes y Miiiauuss!!

Lucie G dijo...

Qué maravilla, me encanta Lotto, sus retratos tienen algo realmente especial, transmiten muchas cosas. No sabía que había tenido una vida tan dura, pobre hombre, se merecía tanto éxito...