domingo, 23 de agosto de 2009

Joven caballero de Vittore Carpaccio


Han sido varias ocasiones las que he podido estar ante este cuadro, en el museo Thyssen Bornemisza, y debo decir que siempre descubro algo nuevo que me hace cambiar la interpretación anterior.
Cuando me voy acercando hacia esta obra tengo la sensación de que un paisaje inquietante y misterioso me presenta a un joven caballero no menos misterioso.
Siempre he pensado que este retrato de cuerpo entero podría ser la representación póstuma de un guerrero encajado en un espacio donde una cantidad de elementos se presentan como símbolos del bien y el mal, de la pureza y la corrupción.

En 1958, se descubrieron las inscripciones con la ficha, firma y leyenda, al serle practicado un proceso de limpieza .
Es uno de los cuadros más famosos del Museo.
Iconográficamente se merece un estudio pausado y detallista.

Empecemos por el joven a caballo



Parece que vaya de justa, o a una celebración.
Pero lo curioso es que se trata del mismo caballero retratado, en un desdoblamiento extraño, pues parece presentarnos a la misma persona en momentos diferentes.
El joven retratado está rodeado de animales y plantas que se presentan de forma abigarrada. Estos son símbolos de las cualidades del caballero: la lealtad representada por el perro, en dos ocasiones




La fortaleza representada por el roble (que se relacionaría con el apellido del retratado si realmente es un della Rovere),



El halcón relacionado con el valor con el valor
la azucena con la virtud,

El armiño con la pureza.



Es muy curioso como se representa la forma de caza del armiño, al que se rodea de inmundicias que es incapaz de atravesar…a modo de trampa; de ahí el mensaje que puede leerse en el "cartellino", Malo mori quam foedari, antes morir que mancharse.
Las plantas que aparecen nos dicen que es primavera, y el joven roble al que le salen las primeras hojas es paralelo del joven caballero, del que se esperan las mejores hazañas.
Su palidez (símbolo de nobleza en la Italia renacentista); su gesto melancólico y pensativo; la imagen a caballo, quizás como un recuerdo; la vegetación y la fauna, con los conejitos que se encuentran al lado de la figura de un buitre, con el vuelo de las cigüeñas a las que mira el halcón sin inmutarse; esa ciudad al fondo, con sus murallas reflejadas en el agua…
todo mezclado nos presenta una atmósfera de irrealidad, casi otoñal, vaporosa, mezclada con los signos de una primavera que parece perpetua.


Vittore Carpaccio retrató a una persona viva, lo más probable es que fuera un caballero con educación humanística, que comprendería todos los símbolos del cuadro y pensaría que se refieren a un futuro esplendoroso, lleno de virtud, y también fue capaz de realizar un "memento mori" bellísimo ya que hay una alusión muy clara a la juventud perdida tras la batalla y la fugacidad eterna del sacrificio voluntario.

Si queréis completar esta pequeña visión de este pintor, Vittore Carpaccio, os dejo una muestra de su obra

20 comentarios:

mangeles dijo...

La verdad es que es muy intrigante.

El halcón parece lanzarse sobre un objeto, un punto negro....

Y sobre la cabeza del joven caballero a caballo, en la pared del castillo hay un pavo real, con la cola recogida....

Y hay un caballo representado en la pared del castillo, como si anunciara las caballerizas.


El caballero a caballo monta con poca elegancia, y con aparente cansancio o aburrimiento. El perro que le sigue, le sigue con fidelidad, o dá esa sensación, a pesar que el palo de la lanza, roza su cabeza.

Sin embargo la fidelidad del perro del caballero en pie, parece más una derrota, una sumisión bajo la espada.

El caballero no ha dejado de luchar, de hecho, está desenvainando la espada, ante algo que ve, y que nosotros no podemos ver. Aunque no pierde la calma, y actúa con reflexión.

Lo seguiré mirando, a ver si veo algo más, pero es extraño pintar a un caballero dispuesto a luchar, de una forma tan melancólica y tan bucólica...


Besos, amiga.

mangeles dijo...

Por cierto, parece haber un par de todos los animales. 2 perros, 2 conejos, 2 cigüeñas....incluso 1 pareja de aves que bailan enamoradas...incluso 2 caballos, el de verdad, y el de las caballerizas, y dos armas, y dos árboles...y 2 castillos, el real, y el que se refleja en el agua. Y el joven son dos, aunque sea el mismo.

Pero solo hay : 1 Pavo real, 1 armiño y 1 ciervo. ¿El joven es soltero, no tiene esposa, ni novia? ¿de ahí su melancolía?.

Es raro que un caballero montado en su caballo, no sea despedido por alguna dama ¿no?....

Más besos....(imaginación al poder)

morisot (Pilar Álamo) dijo...

Hay dos caballeros, el protagonista del cuadro y el que va a caballo; posiblemente se refieran al mismo personaje.
¡vaya faena!
¡todo lo que hay que descifrar!
Gracias por tu ayuda y un beso doble, ya sabes.

mangeles dijo...

Y en el mango de la espada parece que está representado un 2.

Y el traje del caballero a caballo es blanco y negro, como un tablero de damas o ajedrez.

Y la espada tiene lineas blancas y negras..

¿¿¿????

Piensa profe, piensa.

Besitos

mangeles dijo...

ahhh...y hay dos cartelitos...uno junto al armiño, y otro chiquito al otro lado, abajo a la derecha, en una ramita.

jejje

Codorníu dijo...

Madre mía! A cual más detallista. Vamos, ni se me ocurre meterme yo por medio.

Aquí, entre la profe y la alumna aventajada, siempre se viene a aprender.

Lo que nos perdemos los que no sabemos mirar.

Un beso a las dos.

Elvira dijo...

Poco se puede añadir a tan detallado y minucioso análisis. Sólo se me ocurre decir que la azucena yo la tengo más por símbolo de pureza en concreto que de virtud en general. Se la traía el arcángel Gabriel a María en múltiples anunciaciones, como símbolo de su inmaculada concepción.

Un beso

Violetcarsons dijo...

Estas historias me encantan, aprendes tanto que no sabías con ellas...

Vc.

mangeles dijo...

Más cosas profe para que estudies....He leído por los internetes, que podría haber una metáfora de muerte del caballero. Y en otra parte que hay que mirar los elementos como se tocan entre sí...

Dicen que el castillo que se refleja en el agua, pudiera ser el Templo de Jerusalem, y representaría la muerte del caballero ¿?

Lo que sí he visto es que :
El pavo real con el casco del caballero parecen una GUADAÑA...

Y hay una flor roja, o granate, que yo no sé que planta es, y es la única flor roja, del mismo color que el pantalón del caballero.

Ah...y dicen que hasta no hace mucho pensaban que era de Durero...

Más besos...

Cuando vaya al Thyssen lo miraré bien.

mangeles dijo...

¡No me mates, profe¡...

Las piernas del caballero forman un triángulo isoscéles (creo) pero los pies, forman los dos catetos de un triángulo rectángulo....¿? y tienen unos hilos de sombra paralelas. ¿? Las patas del caballo forman un triángulo equilátero...

Ya ...me callooooo

clariana dijo...

Has explicado tantas cosas del cuadro de Carpaccio y tan bellas... que me has dejado de piedra, aquí diríamos "bocabadada" o "alucinada" que dice ahora, la juventud, o mejor "flipando".
Cuando he entrado en tu blog, la primera impresión que me ha dado sin mirar más a fondo, es la de un gran caballero, valiente, defendiendo todo lo que se ilustra en el cuadro, el paisaje.
Bueno ahora en serio, los símbolos representando sus cualidades es una maravilla de comentario. Besos.

mangeles dijo...

No sé medirlo bien, Julio seguro que nos lo dice... De la cabeza de un perro a la del otro, siguiendo la espada se traza una línea y el cuadro forma dos , dos...Trapecios se llaman...no sé como se llama ...que parecen casi iguales, o proporcionados.

De la cabeza del perro, siguiendo la línea de la lanza, hasta la esquina se traza la hipotenusa de triángulo rectángulo. Y desde la cabeza de un perro a la de otro, otra, o un cateto, no sé...

Supongo que no quiere decir otra cosa que la forma de distribuir el cuadro...pero por si te sirve de algo.


Ya si que me voy, y no lo miro más ehhhh...que voy a comer.

Besotes

Duncan de Gross dijo...

Me encanta el análisis Pilar, conozco la obra y mucha de la simbología que presentas a través de la iconología/iconografía, pero había detalles que se me escapaban. Siempre pensé que aunque los dos sean la misma persona, hay un desdoblamiento en cuanto a un antesy un después, siendo representado en primer tiempo el "ahora", aunque eso solo es una teoría mia... Genial post ;-)

mangeles dijo...

Profe...¿lo pasamos bien, rompiéndonos la cabeza ehhh? ¿a que sí?...jejje

Y Nacho...¿ya está aquí?,...

Besos.

Jose Antonio G. Villarrubia dijo...

Que interesante...
Muchas gracias por el post.
Un saludo.

Pilar Moreno Wallace dijo...

Interesantísimo. He visto muchas veces el cuadro en el museo, y siempre me quedaba una sensación de desasiego ante la figura del jóven. Desde ahora lo varé a través de tus palabras.

Allek dijo...

hola! he regresado
lo puedes checar..
un abrazo!

PIZARR dijo...

Gracias... gracias... gracias...

Me encanta tu manera de enseñarnos y de meternos en la piel del cuadro y del pintor... siempre me ha gustado escudriñar en la pintura, descubrir lo que muestra y lo que oculta, sobre todo tras estudiar los interiores holandeses del XVII y sus famosos simbolismos.

¿Puedo pedirte que un día traigas algún pintor de esa época? Sería una gozada verlo de tu mano

Un beso

PIZARR dijo...

Pilar, no se me había ocurrido mirar en google, ya ves...

ni pensé que pudiera salir algo al respecto y acabo de comprobar que incluso estan digitalizados algunos de esos libros... indagaré... porque me interesa muchísimo toda la simbología de los interiores de ese siglo.

Un beso

nando corbo dijo...

muy buen post, aprendi mucho en el, y te felicito por tan buen blog, te invito a visitar el mio www.conectaarte.blogspot.com, saludos desde Uruguay