jueves, 9 de julio de 2009

Las mujeres inmateriales de Utamaro





Cuando llegaron a Europa a finales del siglo XIX las obras de Kitagawa Utamaro, ejercieron una gran influencia en otros pintores japoneses del estilo ukiyo-e, como Ando Hiroshige.
Los impresionistas fueron los primeros en admirarlas, y más tarde muchas de las primeras vanguardias del siglo XX se inspiraron en ellas.
Entre las mejores realizaciones de Kitagawa Utamaro se encuentra el álbum titulado Doce vistas de fisonomías de bellas mujeres (1803).Representan escenas de teatro, actores y prostitutas del famoso Yoshiwara, el barrio de placer de Tokio.
Sus bellezas femeninas, casi siempre de medio busto, son, en particular representaciones idealizadas, inmateriales, ejecutadas con colores planos y con un dibujo muy expresivo, el tipo de estampas más características del estilo ukiyo-e.




Kitagawa Utamaro es uno de los pintores japoneses más conocidos y valorados en Occidente, representante destacado del movimiento Ukiyo-e, que dominó el arte japonés de los siglos XVII al XIX.

Se formó en Edo, hoy Tokio, con Toriyama Sekien, artista de la escuela Kano.
La fama le llegó en 1788, con dos álbumes de xilografías titulados, respectivamente, El libro de los insectos y El poema de la almohada.





Una gran belleza compositiva domina el cuadro.
Está realizado con tinta china y pigmentos sobre papel de arroz. Es de suma sutileza, de gran preciosismo...

11 comentarios:

clariana dijo...

¡Hola Pilar!
Me gusta mucho el pintor Utamaro que expones hoy en tu blog. Alguna vez he navegado por internet buscando pintura japonesa y he encontrado cosas interesantes, como esos dibujos con tinta que tan bellamente trazan, pero al final no me decidí a ponerla, probablemente por no tener más información. Hoy me he encontrado con la sorpresa de tu post, que me ha encantado, gracias. Un abrazo y felices días de verano.

charletto dijo...

Lastima que ahora todo lo japones sea manga y mas manga, como cambian las sociedades
( jordi- jocavi )

Duncan de Gross dijo...

Hola Pilar, uuff, ante todo mil perdones, hace tiempo que no me paso a visitarte pero es que ando más liado con mi otro blog y allí no te tengo enlazada... Me encanta Utamaro, un post chapeau!!. Miaauuss!!

mangeles dijo...

Son preciosos. Con cuatro lineas ¡tanta belleza¡...

Mientras ella se mira el rostro, para ver si está bella...el espectador ve algo tan sugerente como su nuca y ese estraordinario peinado-recogido, perfecto, y que dá una enorme grandeza al cuadro.

Me encantan los japoneses, con sus tintas chinas, su elegancia minimalista.

Precioso post amiga.

¿Cómo va el aventurero? ...Seguro que todo genial.

Un besazo

Codorníu dijo...

Tampoco yo sé que tienen los japoneses para que me subyuguen de esta manera. Gracias, como siempre.

Un beso.

mangeles dijo...

Despues de mirarlas y remirarlas, me quedo con la del kimono azul, aunque la del kimono ocre es más suave y delicada.Voy a buscar si hay una de kimono rojo jejej je


Besos

Gonzalo Durán dijo...

Sorprende la modernidad y sencillez de la pintura de Utamaro, frágil y ligera, como estas tardes de verano.Saludos.

Balovega dijo...

Holaaaaa mi bella amiga.. te hacía de vacaciones con el fin de no pensar en el muchacho... jjeje.. seguro que lo esta pasando genial..

Cuando os vais de vacaciones??..

Como siempre tus entradas son estelares y aunque en estos días estoy super liada, estáis en nuestros pensamiento.

Miles de besotes y antes de irnos te llamaremos... te quiero.. cuidaros mucho..

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Nunca pensé que fueran inmateriales, todo lo contrario.

¡Cuánta belleza en cada mujer!

Un abrazo Pilar.

josedavidnuevoarte dijo...

pintan chido los japoneses a visita mi blog JOSEDAVIDINDI.BLOGSPOT.COM

Nick dijo...

I love Utamaro, thanks for posting this!