martes, 14 de julio de 2009

REINA LA SOLEDAD BAJO EL PARAGUAS

Una encrucijada de calles de París en una tarde de invierno: avenidas anchas, grandes perspectivas, fachadas uniformes de las casas…es el París de hoy.
En 1964 el Art Institute de Chicago compró este cuadro:




“Calle de París en un día de lluvia”, GUSTAVE CAILLEBOTTE (1877)

Caillebotte hace un enfoque casi fotográfico con una composición marcada por una complicada perspectiva, característica constante en sus primeras obras.
Zola, quien apreciaba bastante a Caillebotte, la describía como "una pintura antiartística, limpia, helada y burguesa, a fuerza de exactitud."
Caillebotte usa colores planos y el efecto de foto tan realístico del cuadro le da una característica de un aspecto moderno, casi similar a la obra del pintor estadounidense de estilo realista Edward Hopper.



El título del cuadro alude a una calle de París, sin embargo se ven varias. La que diascurre desde el primer término hasta el fondodel cuadro es la rue Turin; de izquierda a derecha la atraviesa la rue Moscou, a la que va a parar desde atrás la rue Clapeyron. El cruce de estas calles se llama actualamente plaza de Dublín y se encuentra cerca de la estación ferroviaria de Saint- Lazare.
Este plan urbanístico era obra del barón George Eugène Haussmann por encargo de Napoleón III que deseaba que desapareciera el centro medieval, con sus callejuelas estrechas y edificios húmedos que resultaban insalubres . El emperador quería cambiar las condiciones de vida de París y por eso le encargó a Haussmann que se “pusiera en marcha”.
Este ambicioso plan urbanístico favoreció a muchos empresarios y banqueros y el padre de Caillebotte fue uno de ellos.
Las normas de construcción eran unitarias y en la pintura de Caillebotte se puede contemplar que las calle eran amplias y conducían a una plaza presidida por algún edificio importante.
Caillebotte eligió un ángulo visual que le permitió hacer una pintura casi geométrica.



Las figuras principales trasmiten distancia y discreción




Miran de reojo en lugar de observar al hombre que se aproxima y que inevitablemente tiene que apartar el paraguas para no chocar con ellos.

Esta es la más famosa y ambiciosa obra de Caillebotte, expuesta en la Tercera Exposición Impresionista en la Rue Le Peletier, donde no fue bien recibida por la crítica en general.
L'Évenement comentó que "el dibujo es de cierta calidad, pero Caillebotte parece haber olvidado incluir la lluvia".
Es una de las mejores representaciones del París del siglo XIX.

17 comentarios:

Codorníu dijo...

Ay, Paris, Paris...
Mira que me gusta todo lo que expones en tus entradas. Pero es que las calles de Paris...
Con eso te lo digo todo, que me faltan suspiros al leerte.

Sigo permanentemente agradecido.
Pepe.

calamanda dijo...

Muy bueno!...

Zola también dijo de uno de sus
más famosos cuadros y que no supo
apreciar en absoluto esto:

"La fotografía de la realidad,
cuando no es realzada por la marca
original del talento artístico,es
algo espantoso"

no vio la modernidad del cuadro...
"Cepilladores de pisos".

Un beso.-

¡Feliz verano!

Javier Sánchez Menéndez dijo...

La crítica a veces no entiende el verdadero Arte, Pilar.

Me ha impresionado mucho.

Gracias.

jocavi dijo...

Precioso cuadro, como tu dices, parece actual al no ser por los trajes de los personajes. Me encantan los cuadros fotograficos y la toma en que el artista plasma el momento, esa soberbia de no apartarse de en medio cuando viene otra persona delante, totalmente burgues y asqueroso.
Seguro que al pintor no le gustaba nada esta postura de la buerguesia francesa de su tiempo.

clariana dijo...

¡Hola Pilar!
Me gusta mucho este cuadro que nos presentas, transmite una sensación especial, parece como que hay una belleza de la geometría y que todo está en su sitio, incluso las miradas esquivas de la pareja de los paraguas. Me encanta el adoquinado y la lluvia aunque no se perciba, se siente. El colorido es muy fino también. Una fotografía no podría realizar todo ésto, aunque tenga aspectos que la recuerden como las perspectivas.
Espero que estés pasando unos buenos días de verano. Besos amiga.

Lucie G dijo...

Me gusta este cuadro, y las obras de Caillebotte en general. Consigue trasmitir las atmosferas como aquí yo diría que sí que está la lluvia!).
Saludos!

Balovega dijo...

Hola mi bella amiga..

Que maravilla.. París la ciudad del amor y del romanticismo..

Sin embargo la tristeza del título, me hace pensar que el mes de julio para una reina no esta siendo nada bueno..

Espero que pronto podáis disfrutar de las vacaciones todos juntos, y de seguro esa soledad deje de serlo..

Millones de besotes para que llenen esos momentos...Muakssss.

mangeles dijo...

He visto el post hace unos días, pero estoy muy líada y no he podido estudiarlo bien, y comentar...Pero ¡EL AGUA SI ESTÁ¡...ha estado por lo menos, en el paraguas empapado del señor de la izquierda se ve....y la pareja principal es que acaba de salir a la calle y abrir el paraguas...


Me encanta el cuadro, es genial, no lo conocía...¿que raro verdad?, jejjee..

Besos Pilar...

mangeles dijo...

Ahhh...me gusta la farola como centro de apoyo del cuadro. Van Gogh también lo hace mucho. Siempre hay algo verticar que determina luego la composición alrededor...bueno, yo no lo sé explicar tecnicamente pero "lo veo"...como se ve en este...en la farola....

Otro beso...

Paraula dijo...

Me encantan los paraguas, me hablan tanto, los veo como lugar de refugio, bajo la lluvia, entre dos.


Post con altura y calidad.

Elvira dijo...

Preciosos cuadros, no conocía a este pintor. Me alegro de haber descubierto tu blog.

Un abrazo

TORO SALVAJE dijo...

Extraordinarias pinturas.
El Boulevard Haussmann supongo que es en su honor.
Es un post extraordinario.
Te felicito.

Saludos.

Alatriste dijo...

Desgraciadamente, la soledad siempre acecha, intentando atrapar a incautas almas bajo su hechizo. Hasta en París, reina con su frialdad. Un abrazo y gracias por felicitar a mi hermano por su boda. Hasta pronto.

Balovega dijo...

Hola mi bella y querida amiga..

Ya falta poquito para que termine el mes. La lluvia se convertirá en luz y llenará e iluminará los corazones tristes.

Antes de que nos marchemos, os llamaremos, en estos días estamos entre el trabajo y los preparativos a full..

Os queremos mucho, eres muy especial para "Nos".

Miles de besos y disfrutar de la luna de miel... Muakkksssssss...

Graciela dijo...

Hola Morisot!
Te dejé un comentario sobre este post ( muy bueno) en "Mi blog en tu blog" y luego tú me respondiste, creo que visitaste mi website.
He dado un paseo por tu blog, encontrándome con tantos de mis favoritos, que me sentí como en mi propia casa.
Te agregaré en mi blogroll, para seguir tus entradas.
Volveré por aquí y espero que algún día me comentes alguno de mis posts.
Mi blog habla de pintura, pero también me abro a otras artes o intereses.
Un beso y te espero!

Carmine dijo...

Parece una fotografía auténtica, me encanta ese aire distinguido de París, con el paraguas, la lluvia, los trajes. Que pases unas felices vacaciones, amiga, te lo mereces. Besitos. Carmine.

Oscar dijo...

Hermoso cuadro, una belleza, me encantaria tenerlo!!!!
Oscar