domingo, 14 de junio de 2009

POP ART y fin de curso




Cuando llega el final de curso son muchas las ideas, momentos, satisfacciones, disgustos…que se acumulan en las carpetas.
Y todos estos acontecimientos y conflictos se mezclan y dan lugar a un gran panel de imágenes comparables a una obra de arte pop





El Arte Pop posee una serie de aspectos que remiten a la cultura popular, su iconografía se alimenta de los elementos del mundo cotidiano, de imágenes que proceden de los comics, de las revistas o de los periódicos y también de la fotografía, del cine y la televisión.
En la historia del Arte el POP sale a escena acompañado de una serie de acontecimientos sociales relacionados directamente con las inquietudes que estaban dejando sentir el deseo de muchos jóvenes artistas y otros no tanto, pero que con su experiencia iban aportando lo que realmente enriquece al mundo del arte.




Fue a mediados de los años sesenta, cuando el movimiento estudiantil expandió sus críticas del sistema universitario a la sociedad de Alemania Occidental, surge así una ola de entusiasmo por el pop que arrasó a la República Federal.


La idea del pop que atraía casi mágicamente a la gente no se refería únicamente al nuevo arte acuñado por Warhol, Lichtenstein y Wesselmann, entre otros; tenía que ver también con la música de rock, el arte del póster, el culto a la rebeldía y los hippies, las drogas y, en general, cualquier manifestación de la "subcultura" y lo "subterráneo".
El pop se convirtió en sinónimo del nuevo estilo de vida de los jóvenes, quizás un estilo
de vida que se rebelaba contra la autoridad y aspiraba a liberarse de las normas impuestas por la sociedad.

La prensa conservadora condenó una vez más la decadencia de la cultura occidental, sin molestarse en investigar si la protesta -política o apolítica- era legítima.
Los críticos de arte preferían aislarse a meditar sobre Kafka y Kandinsky, la literatura experimental y el expresionismo abstracto, y denunciaban entonces al pop art como arte de supermercado, arte kitsch.
Varias ramas de la industria y el comercio se dieron cuenta que todo esto generaba un mercado discográfico, pósters, películas, indumentaria…y advirtieron que el movimiento de los jóvenes creaba necesidades que podían explotarse económicamente.



Los artistas pop exponían mercancías y declaraban que había arte en la producción serial de botellas de Coca-Cola, las estrellas de cine o las tiras de historietas…
La interpretación del pop en tanto arte crítico se vio alimentada en Europa por el hecho de que los artistas europeos de los sesenta, cuyas obras eran expuestas con las del pop norteamericano, desarrollaban un arte orientado a la crítica social.

Hubo un factor crucial en este movimiento y fue la atmósfera antiautoritaria y la adhesión a las teorías culturales de Marcuse.
Una atmósfera que proyecta un aura de crítica social sobre muchos fenómenos culturales que resultan absolutamente diferentes desde la perspectiva actual.
Quizás haber entendido el arte POP nos habrá ayudado a entender el final del siglo XX.

15 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

excelente entrada. mue gusta el art pop.

gracias por compartirla.
un abrazo

saludos fraternos

Carmine dijo...

Me encanta el pop art y tienes razón en la metáfora en la que has identificado este movimiento artístico con el final de curso. Estoy corrigiendoooooooo!!!! Besos.

Codorníu dijo...

Bueno, al parecer todos estamos metidos en faena. Yo también me siento más cerca del arte pop en estas fechas del final.

Aprovecho para volver a darte las gracias por el curso tan maravilloso que nos has dado de manera tan desinteresada.

Un beso, amiga.

Balovega dijo...

Holaaaaaaa... Una última clase magistral para un fin de curso , espero que por lo menos apruebe.. me conformo con un cinquillo pelado, pero si suspendo.. no importa pues quiero volver a estar el próximo curso en tu clase..

Te has merecido unas vacaciones excelentes que espero que aproveches al máximo...

Miles de besotes y hasta muy pronto.. te quiero amiga.. dulces sueños.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Me apasiona el Pop Art, me apasiona.

Gracias.

clariana dijo...

¡Hola Pilar!
Contigo siempre aprendemos, pues no sabía tantas cosas del Arte POP.
Es importante por ser un movimiento de rebeldía de juventud, ésta no puede quedar nunca estancada pues son como un gran motor crítico de la sociedad en curso. Lástima que a veces se les haga tan poco caso. Es muy bello el diseño de la actriz Audrey Hepburn. Un gran beso.

Nilla dijo...

!Cómo me gusta la imagen elegida para comenzar tu entrada! Siempre he visto con una belleza sublime, en cuerpo y alma, a esta gran actriz. Deseo que el descanso que te mereces lo disfrutes muchísimo.

Besos

Cristina Velázquez dijo...

Estimada Pilar:
Mi nombre es Cristina Velázquez y soy Profesora de Informática, de Ciencias Exactas y capacitadora de docentes en TIC.
Quiero invitarla a participar de una de mis iniciativas denominada "Tu Blog en mi Blog"
http://www.tublogenmiblog.blogspot.com/
Para que comprenda mejor de qué se trata, puede leer la presentación en
http://tublogenmiblog.blogspot.com/2009/02/presentacion.html

Si desea saber más sobre mi puede visitar mis otros blogs:
http://www.capacitechbsas.blogspot.com/
http://www.aprendiendocolaborativamente.blogspot.com/
http://www.forodocentesinnovadores.blogspot.com/

Espero que le interese la propuesta de contarnos, a través de una entrada, acerca de su Blog.
Cordialmente
Prof. Cristina Velázquez
cristinavdls@gmail.com

mangeles dijo...

¡Y yo que siempre pensé que el POP ART era originario de los Estudios Cinematográficos, y su primer precursos el Pato Donal....¡¡¡en fin...LOS ALEMANES EXISTEN...y yo sin saberlo.

Profe, me tienes que aprobar con nota este curso...he aprendido que ¡¡¡EXISTEN PINTORES ALEMANES¡¡¡ Los expresionistas...y ahora los POP ART...además de los BRITIS PRERAFAELISTAS....

Aunque ahora estoy un poco desilusionada:
¡¡¡Yo que siempre había creído que aparte de los Italianos, y algún gabacho perdido por ahí, los únicos pintores que existían eran los Españoles¡¡¡


El mundo es un pañuelo....


Muchas gracias por este curso tan hermoso, y fantástico. Ha sido maravilloso aprender sobre arte y pintura contigo, con Clariana y con Dédalus...y con el resto...que son muchos para comentar....


MUCHOS BESOSSSSS y...¿cuando empezamos el nuevo curso? el 1 de Julio supongo¿?

Sarah y Marta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Sarah y Marta dijo...

Bueno Pilar,ante todo ya que estamos a final de curso queria darte las gracias por este curso,por haber mostrado esas ganas cada dia de enseñar, que me ha supuesto hacer ver la lección y el arte sobre todo con otro sentido y de forma más profunda.
Y nada que estoy muy orgullosa de haberte tenido como profesora siempre mostrando tu apoyo.
Gracias de nuevo.Un beso!

Sara Páez

Sarah y Marta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
morisot (Pilar Álamo) dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios...estos días cualquier ayuda para seguir adelante es buena.
Estamos los profes un poquito agobiados...

jocavi dijo...

Fijate que tambien con el arte pop la industria ha buscado beneficio, le ha dado igual que estuviera bien o mal,mejor o peor, eso a ellos les da igual, lo mismo que con la critica social, una critica que les puede afectar a ellos directamente, pero de pronto la mercantilizan y sacan provecho hasta de sus mas aferrimos enemigos, que paradojas capitalistas y mercantilistas, tu protestas contra algo, y ese algo le da la vuelta a la tortilla haciendolo popular y recogiendo los beneficios.
Nunca acabaré de entender nada.
saludos

morisot (Pilar Álamo) dijo...

Jovavi, has tocado un tema muy interesante que merece un reconocimiento.
Muchos artistas actuales pueden crear controversia pero ninguno como Jeff Koons.
Para algunos, es uno de los monstruos que ha creado el desenfreno de un mercado del arte alimentado por nuevos multimillonarios sin más conocimiento del arte que las cotizaciones de las subastas de arte.
Para otros, es un genio del marketing, como Damien Hirst o el japonés Takashi Murakami, que en lugar de arte hacen merchandising muy caro, pero merchandising al fin y al cabo. El hecho de que Koons o Hirst se hayan disputado en los últimos años el título de artista vivo más caro, seguramente ha contribuido a alimentar el argumento que tú pones en el comentario.
UN abrazo y gracias por tu interesante opinión