sábado, 2 de mayo de 2009

LA CUNA DE MORISOT

La presencia de la maternidad en el mundo de la pintura, a propósito de la celebración del día de la madre ,me lleva casi sin darme cuenta a una obra de una pintora impresionista, Berthe Morisot.



Dentro del movimiento impresionista la presencia de las mujeres fue casi ignorada por los críticos de arte y no del todo considerada por el resto del grupo. Pero sería injusto dejar de lado la presencia de verdaderas artistas como Berthe Morisot, Mary Cassat, Marie Bracquemond y Eva Gonzales.
La primera exposición impresionista fue en 1874 y ya en ella encontramos la presencia de Berthe Morisot
La obra de Berthe Morisot contiene escenas intimistas ,el cuadro titulado “La cuna” (1872-Museo de Orsay), nos deja ver un mundo sereno. La Cuna, sin duda alguna, el cuadro más famoso de Berthe Morisot, fue pintado en 1872, en París. La artista representa en él a una de sus hermanas, Edma, velando por el sueño de su hija, Blanche. Es la primera aparición de una imagen de maternidad en la obra de Morisot.

Como otros pintores del grupo mostró preferencia por los visillos de muselina o gasa, que actuaban como filtro transparente para la luz del sol, tan importante en estas pinturas.



La mirada de la madre, la línea de su brazo izquierdo doblado, al que hace frente el brazo también plegado del niño, los ojos cerrados del bebé, dibujan una diagonal que resalta todavía más el movimiento de la cortina en el fondo. Esta diagonal relaciona la madre con su hijo. El gesto de Edma, que corre el visillo de la cuna entre el espectador y el bebé, intensifica todavía más el sentimiento de intimidad y de amor protector expresado en el cuadro.



El cuadro puede que no tuviera mucha repercusión, pero importantes críticos subrayaron, sin embargo, su gracia y elegancia. Tras haber intentado venderlo, sin éxito, Morisot no lo mostrará más y La Cuna permanecerá en la familia del modelo hasta su adquisición por el museo del Louvre en 1930.


Sus mujeres se distinguían por tener un cierto aire “chic” parisino, dado que ella misma era cuidadosa de su persona y coqueta.
Los detalles de la vestimenta no fueron olvidados ni aún en las escenas de exteriores, donde hasta el vuelo de las cintas de un sombrero daban el toque personal a sus obras.

14 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Hermoso lo que nos entregas, de las artes plásticas.. excelente..

te invito a ver mis paginas d arte si se te apetece.. te dejo mis direcciones..

http://adolfopayespinturas.blogspot.com/

en esa direcciones están algunos de mis trabajos.

http://adolfopayes.blogspot.com/

y en esta artículos y biografías de artistas
un abrazo es un gusto siempre leerte.

saludos fraternos.

que pases un buen fin de semana

Nilla dijo...

Pude ver el cuadro de LA CUNA en el Museo de Orsay cuando fuimos a París en el año 92; me pareció algo lindísimo, donde el bebé asoma su carita por entre los encajes. Bonito recuerdo para todas las madres que aún recordamos estos momentos tan especiales.
!Feliz día de la Madre!
Besos

Carmine dijo...

Ya me has aclarado algo más de la pintora que se esconde bajo tu apodo. Gran pintora pero ignorada, por lo que veo. Pero ahí estamos nosotras, reivindicando a las mujeres que fueron valiosas en las Artes. Besitos. Carmen.

Balovega dijo...

Holaaaaaaaaaa.. ya sabía que en un día tan especial harías algo extraordinario..

Una estelar entrada para una madre a la que vengo a darla un gran abrazo acompañado de muchos.. muchos besos para que tenga un feliz Día de la Madre...

!! FELICIDADES MI QUERIDA AMIGA !! y felices sueños

mangeles dijo...

Que bello cuadro. Sabes...me he equivocado y he pinchado en vez de en comentarios en impresionismo...y me ha salido justo debajo de este post, el anterior que hiciste tambien de Morisot...es genial verlos así...y recordar los antiguos post.

Feliz día de la Madre...

Un besazo.

Miraré el cuadro deternidamente y comentaré lo que vea jejee

Gonzalo Durán dijo...

Me parece muy oportuno tu recuerdo a las pintoras impresionistas. Particularmente, de Berthe Morisot uno de mis cuadros favoritos es "El jardín de Maurecourt", una sinfonía verde que me sirve de fondo de escritorio.
Saludos.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Nos has desvelado secretos de tu personaje.

Bella entrada Pilar.

Gracias.

clariana dijo...

A mí me haces pensar con este post y el cuadro de la cuna, en la cantidad de tiempo que han dedicado nuestras madres, a cuidarnos, a velar por nosotros en nuestros sueños -como la madre del cuadro- a prescindir de cosas para ellas y destinárnoslas a nosotros.
Me gusta la transparencia de la gasa de la cortina y ver al niño/a a su través. Me gusta ver el retrato de una pintora hermosa, valiente y buena en la realización de sus cuadros y que se me ha ido haciendo familiar por lo que representa su icono. Besos Pilar, me ha encantado este post.

mangeles dijo...

Es tan natural, y todo parece tan en su sitio...que lo miras y dices...pues eso...la cuna, la madre, el bebé...todo en su sitio...y sin estridencias, ni nada subido de tono...todo natural.

Besos Pilar....me encata Morisot jejee

Duncan de Gross dijo...

Me encanta esta pintora, y su maternidad es fantástica, gran post Pilar ;-)

PIZARR dijo...

Entrar y de pronto ver este cuadro me ha impactado y es que es uno de los cuadros que durante muchísimos años tuvimos mis hermanas y yo en la cabecera de nuestras camas.

Nos lo trajo mi ama de Paris junto con otros dos ( uno para cada una ) y siempre me gustó.

Lo que no recordaba era el nombre de la autora y me ha sorprendido comprobar de donde sale tu apodo.

Como siempre un placer recorrer el arte de tu mano.

Un abrazo

YOel Almaguer dijo...

Hola Pilar!
Yo que pensaba que no te gustaba Morisot :-)
Te habrás sentido "en tu salsa" escribiendo de ella, así que como era de esperar maravilloso el post..
Saludos

Marga Fuentes dijo...

Son una verdadera belleza los cuadros de Morisot. El impresionismo me atrae de una forma especial, y Morisot es una de ellas.
Un abrazo y gracias por esto que nos traes,

Paraula dijo...

Que bello Pilar, cuanta elegancia, finura, delicadeza, tanto en la obra de arte como en tus letras.