sábado, 9 de mayo de 2009

El juego de naipes en el siglo XV

Giorgio Vasari en la primera edición de sus "vidas" consideró al fresco la más alta expresión de la pintura:
"De todas las modalidades que los pintores hacen, la pintura de muros es la de mayor maestría y belleza, porque consiste en hacer en un solo día sin retocar, lo que en otras modalidades se puede hacer en muchos días y retocando sobre lo trabajado. En la antigüedad era muy empleado el fresco, y los viejos modernos aún lo continúan haciendo. En este método se trabaja sobre la cal fresca, y no se deja nunca hasta que se ha terminado cuanto para este día hemos calculado trabajar. Porque al alargar el tiempo pintando, la cal forma una costra, ya sea por frío, calor, viento, o hielo, que enmohecen y manchan todo el trabajo. Y para que esto no suceda tienen que estar mojadas de continuo las paredes, y los colores que se emplean, tienen que ser de tierras y no minerales, y el blanco, tiene que ser de travertino cocido. Requiere aún una buena mano, resuelta y rápida, pero sobre todo un juicio seguro con autoridad total, porque los colores, mientras que está mojada la pared se muestran de una manera y secos de otro tono."



En la planta baja del palacio Borromeo de Milán hay unos frescos pintados durante la sexta década del siglo XV, cuyo autor no ha sido identificado.
En esta escena se ve a cinco personajes, vestidos elegantemente y con unos complicados peinados (señal de su elevada clase social) que se disponen a jugar una partida de naipes, el tarocchi,un juego muy difundido en Italia en el siglo XIV, importado desde el mundo islámico, donde ya se conocía desde el siglo XII.
Las cartas de lombardía, junto a las sarracenas eran una baraja compuesta de sesenta y ocho cartas de las cuales veintidós tenían figuras y cincuenta y seis estaban numeradas y divididas en cuatro palos: oros, copas, espadas y bastos.
Los juegos de cartas se volvieron ya muy populares entre la clase alta de la sociedad, y los artistas pintaban en las paredes de las estancias, escenas como la que podemos ver.

15 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Interesante tema nos presentas..

un gusto leerte

hermoso

saludos fraternos
un abrazo inmenso

que tengas un buen fin de semana

Carmine dijo...

Qué curioso, muy interesante. Espero que lo hayas pasado bien. Besos.Carmen

Nilla dijo...

Qué cosas tan curiosas cuentas;nos vemos
Un beso

Codorníu dijo...

Como siempre que vengo, aprendo un montón y disfruto.

Muchas gracias por ese arte que tú tienes.

Un beso.
Codorníu

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Buen tema, y muy interesante.

Italia, da para mucho.

Y los frescos, pienso que son la más alta expresión pictórica.

Un abrazo.

clariana dijo...

Es curioso el procedimiento de la técnica del fresco, pues requiere una gran seguridad y destreza en el artista que la ejecuta.
Analizando a los pintores, de otras técnicas que sí permiten el retoque, me he podido dar cuenta que hay pintores como por ej. Gauguin que evitan el retoque, Modigliani sería otro, con la finalidad de que la obra quede más espontánea, más natural, aunque la técnica les permita retocar.
Acerca del fresco que nos expones, es precioso y me gusta la intensidad de luz que produce el artista en el centro, en la mesa, como dando importancia al destino que presagian las cartas, no sé si su paralelismo sería el Tarot. Pilar, me encanta tu post, breve pero maravilloso. Un fuerte abrazo.

PIZARR dijo...

Muy interesante el tema de los frescos y la maestría que hay que tener para pintarlos.

Visitarte es acudir a la clase de arte sin moverme de la silla. Todo un placer

Y la escena del juego de naipes me encanta, sobre todo por esa tonalidad suave y desgastada que presenta.

Un beso Pilar

Trapisonda dijo...

Qué hermoso blog. Me ha entusiasmado descubrirlo.
Enhorabuena!

mangeles dijo...

No sabía que nuestros naipes eran importados de los "árabes". Es precioso el fresco. Los peinados y tocados, y los vestidos, son deslumbrantes. Y el motivo pictórico, el pintar una partida de naipes, es estupendo.

Me encanta este post, amiga Pilar.

Besos

Sigo mirándolo

mangeles dijo...

Por cierto, y no es por incordiar, (bueno...un poco sí) nos prometiste "LAS VANGUARDIAS"...y el "BACON"...que no se me olvida ehhhhhhh...

Pero tú...tranqui...a tú trantán...

Besitossss

Albino dijo...

Muy interesante lo que cuentas. A veces la historia de lo cotidiano es más interesante que la de lo monumental.
Me contaron miles de veces como se construyeron las pirámides de Egipto, pero es la primera vez que leo algo sobre el origen de los naipes.
ordago.
Con cariño

mangeles dijo...

Oye ¿y a Julio también se le olvidó comer?...¿cómo se le puede olvidar comer a alquien? ...Cada vez que me acuerdo me parto de risa....

Besos de San Isidro

Balovega dijo...

Holaaaaaaa y lindo día.. estos días estuve un poco vaguita para comentar, pero acordándome de los dos .. siempre... Ya tenemos ganas de veros y ojalá hagamos una escapada para daros un gran besote..

La entrada es curiosa y muy interesante.. aunque creo que esta la quinta vez que la leo..jjeje...

Miles de abrazote mi querida amiga y feliz fin de semana

mangeles dijo...

Que curioso lo del Síndrome de Sthendal. Acabo de leer sobre ello. Sobre que se produce por"una sobre dosis de belleza", y que es psicosomático (se manifiesta en la piel y...otros) ...¿te puedes creer que tanto Maripili como yo, el primer día, el sábado ya estabamos físicamente agotadas? y sobre todo...a las dos nos han salido granitos en la cara, y el lunes pensábamos que era del sol, o de algo que hubieramos comido...pero es que todavía nos dura...y el cansacio mental también. La voy a contar lo de la sobredosis de belleza.

Besos amiga

clariana dijo...

¡Hola Pilar!
Como hace días que no me comunico contigo, he vuelto a tu precioso post, para decirte que me acuerdo mucho de tí y que he visto el video de vosotros en Aranjuez, el del poema del "cisne" de Rubén Darío, me encantó, por el poema, por quien lo recita y porque os he podido ver a vosotros en movimiento, a Mangeles comiendo chiclé jajajaj, me ha gustado mucho. Espero ansiosa tu nuevo post. Besos amiga Pilar.