viernes, 3 de enero de 2014

Los Reyes Magos y la simbología del número tres

¿Por qué aparecen en todas las manifestaciones del arte tres Reyes Magos?.
 

Alberto Durero. 1504. Óleo sobre tabla. 99 x 114 cm. Galeria de los Uffizzi. Florencia
Foto: wikimmedia

 

Las fuentes orientales y occi­dentales sobre las que se basó la ico­nografía de los reyes magos no coin­cidían en el número, porque en el Evan­gelio de san Mateo, el único que cuen­ta la adoración de los Reyes, no se de­cía nada de cuántos fueron.  



 Pietro Perugino 1504


 Los Reyes Magos pudieron  ser dos o cuatro, o incluso más, lo más probable es que  si eran nú­mero par era más fácil su representa­ción,ya que las composiciones quedaban resueltas de forma más simétrica.
Hay que tener en cuenta que  en el año 1439 se había celebrado en Florencia un Concilio sobre la Unión de las Iglesias, y es en ese Concilio donde las Iglesias de Oriente y Occidente habían debatido el dogma de la Santísima Trinidad y es probable que esto influyera en que se determinara que los Reyes Magos, acabaran viendo fijado su nú­mero en tres, relacionado este númerocon el mis­terio de la Santísima Trinidad.
También está relacionado el número tres con los  presentes que llevaron al Niño que recordaban queEl Niño era rey (el oro es la ofrenda a un rey), Dios (el incien­so) y hombre (la mirra, utilizada para embalsamar los cuerpos y, por tanto, re­cuerdo de lo mortal)


                                              Próspero Fontana


También  los tres Reyes representaban a los tres continentes: Asia (Gaspar), África (Baltasar, de ahí que acabase representándose como un rey negro) y Euro­pa (Melchor).
Otro significado simbólico es el que los tres hijos de Noé partieran cada uno a un continente, Sem a Asia, Cam a Áfri­ca y Jafet a Europa.

Se podían identificar también con las tres virtudes teologales: el oro con la ca­ridad, que a su vez se identifica con el color rojo con el que va vestido Mel­chor, el incienso con la fe y con el co­lor blanco, el de Gaspar, y la mirra con la esperanza y el color verde, el color con el que suele vestirse Baltasar.

Por último, no hay que olvidar que en la fase flamenquizante del Gótico se pro­duce una importante variación en el plantea­miento iconográfico de la representación de la Adoración de los Reyes Magos, que se ha mante­nido vigente desde entonces hasta nuestros días. Se trata de la representación del rey Baltasar con la piel de color negro y con rasgos raciales dife­renciados, lo que no ocurría con anterioridad

Esta nueva propuesta tuvo su origen en Ale­mania, a principios del siglo XV, y alcanzó una gran difusión en toda Europa en la segunda mitad de esta centuria. 

 La representación de los Reyes Magos en el arte ha sido muy variada con una rica iconografía basada principalmente en el libro de JUAN DE HILDESHEIM monje carmelita, muy culto, que había viajado por Europa y que entre 1342 y 1352, en los años del pontificado de Clemente VI, estaba en Avignon y también impartió clases de Sagrada Escritura en la Facultad Teológica de París.
Este monje  JUAN DE HILDESHEIM  durante los últimos años de su vida se ocupó de juntar todos los documentos, leyendas e historias sobre Los Reyes Magos que había ido recopilando anteriormente y dio vida a una narración excepcional.

GIOTTO (Capilla de la Arena - PADUA - ITALIA - Siglo XIV)

El Libro de Los Reyes Magos de Juan de Hildesheim es una lectura fascinante y es un hecho que se podría ilustrar con una gran cantidad de imágenes…pero eso sí, nos permite, con cualquiera de las imágenes que escojamos, ver a los Reyes Magos con ”nuevos ojos” y menos “presupuestos”.
El Libro de Los Reyes Magos tiene treinta y cuatro capítulos y hace una preciosa descripción desde el origen de estos Reyes que aparecen como centinelas de la montaña de Vaus (en Oriente), donde debían vigilar la aparición de una estrella (la estrella de Jacob) que les guiaría hacia el Salvador hasta el último momento en que los cuerpos y las reliquias de estos maravillosos personajes son trasladados a la iglesia de San Pedro en Colonia.



 
Si queréis ampliar la información pasad por este enlace de mi blog



3 comentarios:

Jesús P. Zamora Bonilla dijo...

Aprovechando el tema, os recomiendo la novela Regalo de Reyes.
¡Que se porten muy bien con todos vosotros!

Gonzalo Durán dijo...

Aunque ya sé que tienes muchos reconocimientos, he querido dejarte un dardo en Línea Serpentinata, como muestra de mi admiración por tu trabajo. Cuando quieras puedes pasar por allí y recogerlo. Un saludo.

cecibustos dijo...

Pilar, es tan interesante lo que escribes y como lo haces, que difícilmente, aquellos que seguimos los trabajos de tu blog, podemos sustraernos a la tentación de seguir la estrella que nos señalas. Así, sin darnos cuenta, podemos vernos en vueltos en la lectura de El libro de Los Reyes Magos de Juan de Hildesheim y gozando de esa lectura y del mundo y milagros que en él se cuentan. Quiere con esto, dejar constancia del interés de lo que nos cuentas y la calidad de tu didáctica. Ya lo he dicho en otras ocasiones, me agrada ser alumno tuyo.
¡Feliz 2014!
Un beso,
Cecilio