viernes, 6 de febrero de 2009

VENECIA Y CASTELFRANCO , DOS CIUDADES ,DOS SOMASCOS.

Hoy , este espacio, que siempre intenta aportar algo al mundo maravilloso del arte va a hacer un viaje en el espacio y el tiempo de una forma diferente.

Hay dos ciudades en Italia que tienen una vinculación un tanto especial en mi vida y la de los que comparten conmigo día a día la tarea de enseñar, educar y convivir en el Colegio Apóstol Santiago de Aranjuez, estas ciudades son: Venecia y Castellfranco.

Por este motivo en mi comentario de arte voy a aportar algo más…algo diferente.

El recorrido artístico por Venecia lo haré partiendo de 1486, año en que nació Jerónimo Emiliani, fundador de la orden de los Padres Somascos, y ese nacimiento fue dentro de una familia de sentimientos elevados.

En este tiempo, Venecia estaba inmersa en una transformación profunda que llamamos Renacimiento.

En 1501, cuando San jerónimo tenía quince años y se alistaba en el ejército de esa república aristocrática, en esta Ciudad -Estado el arte estaba en pleno apogeo y un pintor veneciano, Gentile Bellini , pintaba La Procesión en la Plaza de San Marcos.

Encargada por la Scuola Grande di San Giovanni Evangelista como parte de un ciclo de pinturas para honrar el poder taumatúrgico de la reliquia de la Vera Cruz, la pintura representa a los miembros de la confraternidad desfilando a través de la Plaza de San Marcos, el principal espacio ceremonial de la ciudad.


La manera en la que se incluye este acto de devoción en el contexto de la vida veneciana es característica de la naturaleza documental de la pintura, estilo del que Gentile Bellini sería el máximo exponente en los últimos años del siglo XV.

El mensaje no dejaba lugar a dudas: todos están incluidos y diseminados por la plaza, así como los espectadores que bordean la procesión y pueblan las ventanas de los palacios del lado derecho, incluyendo a niños y mayores, religiosos y seglares, varones y mujeres, extranjeros y venecianos, ricos y pobres, todos reflejan la diversidad de la sociedad veneciana.

En aquellos tiempos aparecieron en Italia una serie de apóstoles formidables que se propusieron, iluminados por el Espíritu Santo, enfervorizar al pueblo en la piedad, y dedicar el mayor número posible de personas a obras de caridad en favor de los necesitados. Un verdadero "sindicato" de apóstoles de la caridad a los que se unió San Jerónimo Emiliani.



Este dibujo, tan significativo de San Jerónimo es de Cesare Ligari,

pertenece a una colección privada (Gloria Boschi),

parece fechado en 1753











Un pintor, Giorgione , representante de la Escuela veneciana, sería el encargado de pintar el Retablo o Pala de Castefranco: (c. 1505)



Es una sacra conversazione, distribuida a través de una composición triangular formada por la figura de la Virgen con el Niño, acompañada por los Santos Liberal y Francisco de Asís.

Fue un encargo en homenaje al hijo del condotiero de su ciudad natal, como retablo del altar donde se enterraría.



Al igual que Giorgione , en Castelfranco, ciudad de la región de Véneto, nació José Filippetto Volpato en 1916, un Somasco comprometido con los jóvenes y con el mundo, que amaba el arte y la cultura y pensaba que el simple hecho de poseer conocimientos le daba al ser humano la suficiente libertad para elegir.

Mucho nos enseñó Filippetto a los que le admirábamos y a muchos nos enseñó a elegir y a sentir de una forma especial el arte y la capacidad de disfrutarlo.

Fueron muchas veces las que mencionó a Giorgione, este pintor de su pueblo, como si le hubiera conocido o hubiera cruzado con él una conversación como la que había en el altar Mayor de la iglesia.

Hasta tal punto que yo sentía una atracción y un gran interés por su obra …

Por todo esto y mucho más, en cada espacio de nuestro centro hay una sonrisa que nos sigue dando fuerzas para continuar la obra de este hombre bueno






15 comentarios:

Carmine dijo...

Ya sabes la profunda admiración que sentía por el Padre Filippetto por su sabia manera de entender la vida. !Qué mente más preclara la suya! En Wikipedia debería aparecer que Castelfranco es cuna de dos artista, cada uno en su estilo, Giorgione y Giusseppe Filippetto. No sabía que el patrón de su pueblo es San Liberal, porque le viene como anillo al dedo por su mentalidad. Gracias, Pilar por hacerme conocer la cultura de su tierra natal. Todo un homenaje de tu parte. Carmen.

clariana dijo...

¡Hola Pilar!
Me encanta este post que has puesto, Venecia es una de las ciudades que más me gustan, de lo que conozco claro, que no es mucho. Y me apena cuando suben las aguas como este año, que la inundación fue grande y claro la ciudad se resiente, bueno también pasa por otros lugares del mundo y es triste para todos el tema de las inundaciones, sin ir más lejos nuestro propio país.
El dibujo de la colección privada es precioso.
Y el Padre Filipetto debió ser un gran personaje, por lo que explicáis.
Me alegra ver un nuevo post tuyo, pues me quedé un poco preocupada con uno de los post recientes de Carmine, que hacía alusión a un descanso, espero que estés bien. Te aprecia tu amiga. Clariana

Balovega dijo...

Ufffffff que maravilla, me has tocado la fibra sensible, Venecia un lugar con el que sueño desde niña poder conocer y hasta ahora no he tenido tiempo, siempre pensé que era un sitio para ir con alguien muy especial y espero muy pronto visitarlo.

Bellas palabras para el Padre Filippetto, debió ser un gran personaje por lo que comentáis.

Un besote grandote amiga, cuídate mucho y ahora si te digo !!! Hasta Pronto !!! Muakkkssssssss te quiero.

Por cierto me olvidaba, hoy estuvimos en el Museo del Prado con Francis Bacon.. Estelar!!

mangeles dijo...

Pues precioso post. Enhorabuena profe. Y tiene cara de buena persona el Padre Filippetto, y estoy de acuerdo con él: Los conocimientos nos hacen libres. Cuanto más sabemos,cuanto más vivimos, cuanto más aprendemos, más libres somos.

UN BESAZO y otra vez enhorabuena.

(quería haber ido a ver el Carro de Heno de El Bosco, pero he cogido tal catarro que no puedo ni moverme...en cuanto me ponga mejor voy a verlo al Prado.)

Nilla dijo...

Cuando llegué al colegio, el P. Filippeto me dijo,"¿eres capaz de enseñar a una clase de 40 alumnos?,le contesté que sí. Me miró y me dijo, "adelante". En ese momento la persona que yo conocía desde niña, me ´tendió un puente y confió en mí. Así siguieron momentos importantes en mi vida, matrimonio, bautizo,... y una despedida en el 2004.
Su espíritu está aún aquí.

Gracias
Nilla

Codorníu dijo...

El Padre Filippetto tenía una expresión que decía mucho de él. Compartir algunos momentos de nuestro camino con personas así es una gran fortuna que no pasa sin huella. De ahí la sonrisa en el corazón.

¿Sabes? Según te leía me iba recordando el corazón a un lama tibetano que conocí en Madrid y ahora vive en Barcelona, y es muy anciano. También fue una persona importante en mi vida.

Un beso.
Codorníu

(Lo de Venecia, en mi caso, es un pecado; ¿me creerás si te digo que no he ido aún?)

clariana dijo...

¡Hola Pilar!
He recibido un comentario tuyo, que dice me has enviado un email. No lo he recibido y pienso que el correo que tengo en el blogger no me funciona o no sé que problema hay.
Por ello, si te parece bien puedes enviarme el correo a:
pepecosan@hotmail.com
que es el correo de José, mi marido, él apenas lo hace servir, no tenemos ordenador y soy yo la que va a los locutorios.
He sacado la visualización del correo del blog. Disculpa por las molestias que te causo, por este correo sí que lo recibo. Besos.

clariana dijo...

¡Hola Pilar!
Ya recibí el mensaje tuyo, muchas gracias. Esta mañana te he enviado un correo, espero que lo recibas sin problemas. Un beso muy grande.

Leodegundia dijo...

Me encanta Venecia. En general Italia es un buen lugar para disfrutar del arte. Florencia es otra buena ciudad.
Un abrazo

Balovega dijo...

Buenos días mi querida amiga y profe.. hoy quiero darte un besazo grandote y pasear a tu lado por estos bellos canales venecianos.. Muakkssssssssss

clariana dijo...

Hola Pilar,
Agradezco mucho el comentario que has dejado en mi blog, tienes toda la razón en lo que dices respecto a los maestros/as y la privada, pública o concertada, realmente, el hábito no hace al monje. Que yo trabajara en la pública es una casualidad de la vida, pues acabada la carrera tuve las dos opciones y me decanté por la pública. En todo caso, los problemas vienen de las políticas que se crean alrededor del tema, pero los maestros o profesores en tu caso, son los mismos en un sitio que en otro, en principio. Disculpa que comente aquí en lugar de en mi blog, es que quería comentarte y tenía más comentarios para contestar y ahora no tengo mucho tiempo. Te aprecio mucho, un abrazo.

Balovega dijo...

Muy buenos días con besitos mimosones.. cuídate mucho.. muakkssss.. saludito a los niños..

clariana dijo...

Hola Pilar,
he venido para saludarte, he puesto un par de post sobre Brueghel, que admiraba mucho a El Bosco y lo estudió a fondo creo.
Nada, que es para explicarte algo, me acuerdo mucho de ti y te aprecio también mucho, Un abrazo.

Balovega dijo...

Hoy en especial vengo a decirte.. que también estaré en la fiesta, para darte un gran besote y desearte lo mejor.. no físicamente pero si de corazón.

Feliz día y nada de estar blandito.. jjejej... te quiero mi querida amiga

Aurelio dijo...

Querida Pilar:
A través de comentarios de arte, sin duda alguna, se puede acrecentar la fe en las personas y en el sentido trascendente de la propia vida. Muchas gracias. Aurelio crs.