lunes, 4 de abril de 2011

Viaje a Toledo: ciudad de las tres culturas

Después de varios días preparando este viaje a Toledo con mis alumnos de 2º de bachillerato, llegó el día.


Cuando llegamos a la Ciudad de Toledo ya éramos conscientes de que la mezcla de culturas, cristiana, judía y musulmana iba a ser una constante en el transcurso del día.
El emplazamiento de Toledo es tan original como el de Venecia o Brujas, o cualquier otra ciudad pintoresca de la Europa que llamamos medieval.

Se alza sobre el promontorio que rodea un gran meandro, recorriendo desde fuera la ciudad al este, al sur y al oeste.
Conocida como Ciudad de las Tres Culturas, debido a la convivencia pacífica durante siglos de cristianos, musulmanes y judíos.


Toledo ofrece entre sus murallas un espectáculo para el arte, una muestra de la historia del arte español.





Toledo conserva la imagen de ciudad medieval refugiada en torreones y murallas, en las que se abren distintas puertas por las que se puede acceder a su impresionante casco histórico.

Cuando Alfonso VI reconquistó Toledo la convirtió en la Ciudad de las Tres Culturas





Siempre ha sido conocida por ser la Ciudad de la Tolerancia o la Ciudad de las Tres Culturas, con la convivencia de judíos, musulmanes y cristianos.
Nunca estuvo dividida de una manera clara por barrios de cada una de las religiones, pero sí existen zonas de una mayor influencia de cada una de ellas.
Nosotros empezamos por la judería y llegamos anla Sinagoga del Tránsito.

Las dos únicas sinagogas que permanecen en pie actualmente inducen a llamar el barrio donde se encuentran la Judería, donde hubo mayor concentración de la población hebrea, aunque en realidad en la ciudad llegó a haber un total de diez.


El comercio era una de las actividades principales de los judíos, que vivían encima de sus tiendas y talleres.


Fue cristiana desde el siglo IV, pasando por los más de trescientos años de convivencia de las tres religiones bajo la dominación musulmana, hasta la Reconquista.
En el siglo XVII contaba con casi setenta edificios de usos relacionados con las actividades y ritos de cada religión, muchos de los cuales después de las desamortizaciones decimonónicas pasaron a tener usos civiles, privados o administrativos.

La estructura urbana de Toledo, con sus calles estrechas y sinuosas, es árabe. De la docena de mezquitas quedan dos, la del Cristo de la Luz, del año 999 y la de Tornerías, algo posterior. La mezquita mayor estaba en el emplazamiento actual de la catedral, pero parece ser que no fue un edificio notable, sólo espacioso para poder acoger a todos los habitantes varones.

Las puertas de Alfonso VI y Bisagra Vieja tienen estructuras árabes. La noria en la orilla del río Tajo es herencia de las técnicas de regadío. Pero sobre todo, la herencia más patente es la estética mudéjar en la arquitectura y decoración utilizada durante siglos en todo tipo de edificios, incluida la catedral.
Fue un viaje de un día que todos lo recordaremos porque fue fantástico y muy muy divertido.
Gracias a todos vosotros porque sin vuestra alegría e interés no hubiera sido posible


.

8 comentarios:

Nilla dijo...

Pilar, magnífica cicerone;lástima no haber podido ir con vosotros. Muy buenas fotos.
Besos

Carmine dijo...

Qué envidia sana que me dais. Pero me alegro de que los alumnos de Segundo aprendiérais mucho de la sabiduría de Pilar. Aprovechadlo bien. Carmine.

Manuela dijo...

Muchas gracias por toda la explicación, has despertado los recuerdos que tengo de esa ciudad de su cielo y de su luz y has hecho que me pregunte ¿por que no voy?
Un saludo

PACO HIDALGO dijo...

Excelente viaje; Toledo da para mucho, ¿verdad? Pero de arte mudejar seguro que os habréis empapado. Un cordial saludo.

Balovega dijo...

Hola mi preciosa y querida amiga...

Que bello venir a darte un besote, el tiempo a veces se pone en contra, sin embargo hoy quise venir a decirte que no te olvidamos y espero que muy pronto podamos ir a veros..

Una preciosidad Toledo .. tuvo que ser estelar escuchar tus explicaciones, aunque de momento me conformo con tus comentarios de un día que tuvo que ser estelar...

Miles de besotes mi niña y miles para toda la familia...

Besotes grandotes de ambos dos... muakksssssssssss

cecibustos dijo...

Pilar:
Nunca he vivido una experiencia igual que aquella que gocé en Toledo, en la Iglesia de Santo Tomé, contemplando “El entierro del conde de Orgaz”. No te rías, estuve a punto de levitar, llegué a contemplar la escena del cuadro con una percepción tan real, que me olvidé de la misma realidad de estar allí.
¡Toledo, qué gran verdad!
Un beso,
Cecilio

mangeles dijo...

jjeje...cuanta gente guapa y joven...

Toledo es muy guay...tiene cosas preciosas..y me alegro que lo pasarais chahi....

Pero hay que reconocer que sin GENTE TAN GUAY , esa gran preciosidad de TOLEDO no seria lo mismo...

A veces...QUIENES MIRAN hacen más grande lo MIRADO....

Un besado a repartir a todos

clariana dijo...

¡Hola Pilar!
Cuánto tiempo ha pasado...
He visto anunciado tu viaje en mi blog y en el email que me enviastes y he venido a saber de tus vivencias tan interesantes con tus alumnos.
Conozco Toledo de algún viaje que hice hace tiempo, bueno sólo un poco, me pareció una ciudad maravillosa y esta tolerancia de que hablas entre las tres culturas que hubo en ella es algo muy valorable y digno de tener en cuenta, deberíamos aprender muchas cosas de otros tiempos. Me gusta que lo hayáis pasado tan bien. Un abrazo.