viernes, 18 de diciembre de 2009

Vermeer, el milagro cotidiano de la luz

La ciudad de Delft sirvió a Vermeer de hogar, y fue donde este pintor de almas reflejó el silencio y la luz de sus obras.
En la vista de Delft la maestría del pintor refleja lo magnífico del estilo de Vermeer.


No es una vista precisa y objetiva: solo algunos edificios responden a la realidad arquitectónica contemplada desde el exterior de las murallas y los canales que rodean el centro histórico de la ciudad.
La realidad y la fantasía se mezclan y se integran en la sencillez y en el secreto que guardan las casas de la ciudad.
Pero Vermeer no es un paisajista, ni tampoco un retratista en sentido estricto...
La muchacha del turbante, puede ser una obra que plantea hipótesis dispares en un intento de dar un nombre a la muchacha.


El cuadro posiblemente no sea un retrato, sino uno de los estudios de la cabeza de una mujer conocidos en tiempos de Vermeer como “tronies” (Se trata de retratos, normalmente de pequeño tamaño en los que el protagonista muestra una expresión facial).
La frescura y el encanto de esta obra no abandona la precisión con que está hecha.
La luz parece calentar desde dentro a la materia pictórica y parece hacerla vivir condensándose en detalles como la perla que brilla en su oreja.
Este puede ser el milagro de la pintura de Vermeer, su revelación de la vida secreta que se esconde en las cosas pequeñas y que puede darse a conocer en el observador de su obra si tiene ojos y corazón.


Este cuadro se encuentra en el Mauritshuis de La Haya.

20 comentarios:

Elvira dijo...

El segundo cuadro también llamado La joven de la perla. Buenísimo Vermeer. Gracias por traerlo, yo también le dediqué una entrada, te dejo un enlace.

Vermeer y la ventana

Un abrazo

CAROLVS II, REX HISPANIARVM dijo...

He tenido la oportunidad de conocer Delft y verdaderamente es una ciudad que inspira: sus canales, sus casitas, su mercado, ...

Un saludo

Codorníu dijo...

A mí esa joven siempre me fascinó. Sin embargo, en mi descuido, nunca me preocupé por saber el nombre del autor. Ahora, gracias a ti, entra su nombre en mi y conozco otro cuadro; por cierto, me ha gustado esa vista de Delft. Tal vez, Vermeer no hubiese hecho lo mismo desde otro punto del planeta.
Sea como fuere, te reitero mi gratitud por el oficio y la generosidad que transmites.

Y aprovecho para desearte que lo pases muy bien en estos días.

Un beso.
P. Codorníu

Antonio Martínez dijo...

Un tipo de los más interesante. Pocas obras conocidas (menos de 40) casi todas interiores (excepto dos), un detallismo increíble, un estudio de las composiciones excepcionales...

PACO HIDALGO dijo...

Siempre me ha encantado la pintura holandesa y Veermer en concreto. Me gusta su detallismo, el valor que concede a los detalles y las cosas insignificantes, la sensación de timepo detenido que imprime a sus obras, como la carta, la lechera, esta misma joven de la Perla, o las mismas vistas de Delft. Buena entrada pilar. un abrazo.

morisot (Pilar Álamo) dijo...

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios, que como siempre me dan esa satisfacción que aunque no la voy buscando la encuentro en vuestras ricas aportaciones.
ELVIRA,tu entrada de Vermeer me ha encantado. ¡Siempre tan precisa y delicada en tus comentarios! cuando los leo me da la sensación de que nos conocemos desde hace tiempo.
CAROLUS yo también conozco esa delicada ciudad que parece que ayuda a entender mejor aun los cuadros de Vermeer, cuando fuí con mi familia recuerdo que en las esquinas y en los paseos había unos cubos con reprosucciones de sus cuadros y eso a mis hijos, que eran pequeños se les quedó en el recuerdo y muchas veces lo comentan.
CODORNIÚ a mí también me fascian esa joven, particularmente los turbantes creo que son un complemento misterioso en las mujeres, aunque también en los primitivos flamencos el turbante es una señal de prestigio y eso es muy interesante.
ANTONIO tu aportación es estupenda y adeás, no sé por qué me da la sensación de que te gusta mucho su obra.
PACO HIDALGO estoy de acurdo contigo en el valor del detallismo de este pintor y de otros contemporáneos suyos. Pero es verdad, como tu dices que el tiempo detenido está logrado de una manera excepcional.
Espero que tengáis unos días llenos de paz

morisot (Pilar Álamo) dijo...

Perdonad, pero algunas palabras se han transcrito incompletas...pero creo que se entiende el mensaje

mangeles dijo...

Me encanta Vermeer....y este cuadro, que yo pensé que era más grande, pero efectivamente es muy pequeño.

Besos, Pilar.

morisot (Pilar Álamo) dijo...

Mi querida amiga Mª Ángeles, sabía que te gustaba esta película y este cuadro.
No me he atrevido a comentar mucho de la película en el otro blog porque entiendo poco de cine, pero lo bello siempre resulta atrayente.
Los alumnos de 4º que la vieron el viernes mostraron interés y cuando comentamos algunas escenas casi todos coincidían en que la luz era la protagonista.

mangeles dijo...

La luz y el amor al arte, a la pintura...así es...eso es la peli...Un beso amiga.

mangeles dijo...

Ahh...y en cuanto a los turbantes,tocados, velos, etc... es muy interesante...por un lado cumplen una función higiénica...en un mundo donde no existe el agua corriente...y el jabón es un producto agresivo....tapar el pelo para protegerlo de la suciedad, y proteger que no caiga....

Pero a la vez, el cabello como algo hermosísimo, tanto en hombres como mujeres, y la "represión" de esconderlo....y la sensualidad, y la inteligencia humana, ....de esconder la belleza del cabello, haciendolo de una forma igualmente bella, como es , con turbantes, pañuelos, velos....

El ser humano siempre busca la belleza....

Más besos a repartir

artistaplasticodiegotrefs dijo...

es la primera ojeada que ago al blog y me encuentro con uno de mis pintores favoritos,buenisimo.Dali estudiaba a este pintor con lupas y microscopios para apreciar los detalles.Mas alla que usaban la camara oscura para trabajar el manejo que tenian del color la luz y la sombra es magnifico.saludos

artistaplasticodiegotrefs dijo...

perdon me comi la h en hago.son cosas que pasan saludos nuevamente

cecibustos dijo...

Pilar, Vermeer de nuevo. Buena elección. Han pasado unos meses desde la última inserción de una obra de este pintor en tu blog. Siempre constituyen una novedad los comentarios que haces de tus elecciones. Antes de toda conclusión, en tus trabajos hay una continuidad narrativa que nos ayuda a ver y sentir. Tus palabras son como puertas abiertas a nuestro conocer o, tal vez, a nuestro admirar latente. A propósito de Vermeer te dije, en aquella para mi primera contemplación por ti guiada, que era tu mirada la que nos situaba ante la magia de la luz del pintor holandés. Y así es, de nuevo señalas el hallazgo: miramos y se hace la luz.
La técnica pictórica de Vermeer, tan depurada, da cobijo a un alma que busca en la luz, símbolo plástico y poético, la perfección del alma humana.
Pilar, la luz siempre es ligera. Felicitaciones por tus aciertos.

Elvira dijo...

¡Feliz Navidad, Pilar! Un fuerte abrazo

mangeles dijo...

¡¡¡FELIZ NAVIDAD, AMIGA¡¡¡Y MUCHOS BESOS, PARA TÍ Y TUS 4 CHICOS....

PACO HIDALGO dijo...

Desde Sevilla, feliz navidad y mejor año 2010. Gracias por tus felicitaciones en mi blog. Un abrazo Pilar. Paco

Balovega dijo...

Hola Pilar.. De mañanita paso a desearte una bella Navidad con tu linda familia..

Muchos besotes y disfruta de las vacaciones..

Codorníu dijo...

Ahora, manzanilla con anís...
Y de comer, ni hablar, ni mentarlo.

Alimentan más los abrazos. Y no pasan factura.

Un abrazo, pues.

rosy dijo...

Complimenti per il blog.
Ciao