sábado, 11 de abril de 2009

PIEDAD



En muchas interpretaciones iconográficas del Descendimiento y del Llanto o Duelo, María pierde el sentido y se desvanece.
Pero cuando llega el momento en que es consciente de la muerte del Hijo,llega La Piedad.
La Piedad, iconográficamente es una interpretación de la desesperación íntima, solitaria, inconsolable de María, que tiene sobre las rodillas por última vez al Hijo muerto antes de entregarlo a José de Arimatea y a Nicodemo para que lo entierren.
Este tema no tiene referencia ni en los evangelios canónicos ni en los evangelios apócrifos, sino que deriva de la experiencia humana.



El tema ha sido interpretado por muchos artistas pero la Piedad por antonomasia la esculpió Miguel Angel.


La Virgen tiene un rostro juvenil. Quizá Miguel Ángel que era un atento lector de Dante quiso ilustrar el verso de La Divina Comedia: " Virgen madre, hija de tu Hijo..."


La lasitud de Cristo, a quien la Virgen tiene sobre las rodillas reproduce el modelo tradicional de la escultura alemana.



Hay un gran realismo en el tratamiento de la carne de Cristo que aparece sin vida, contrastando con la fuerza de la mano de María que sujeta con angustia a su hijo que parece que se va escurriendo hacia abajo.
Centrando la atención en la figura de María, La Piedad puede considerarse el correlato figurativo de Stabat Mater de Pergolesi en la música sacra y en Jacopone da Todi encontramos el paralelo literario.

22 comentarios:

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Que belleza transmite la Piedad, Pilar, que belleza.

Pero me quedo con el dolor de madre, que Miguel Angel, si nos fijamos, sabe transmitir, a pesar de su forma de esculpir.

Es cuestión de mirar y no ver.

Un fuerte abrazo.

YOel Almaguer dijo...

Hola Pilar!
Justo hoy me preguntaba Balovega si te gustaba Miguel Ángel y tu misma le has dado respuesta, mostrando no solo una de sus mejores obras, sino una de las mejores esculpidas en toda la Historia del Arte. Con Miguel Ángel el estudio anatómico en la escultura, propio del espíritu renacentista, adquirió una nueva dimensión, quizás nunca superada, ni siquiera por los otros grandes que vinieron después.

Siempre te agradezco que enfatices la parte conceptual de las obras donde demuestras tu enorme cultura general...

Un saludo... ya podemos decir que nos vemos pronto!

Sofia dijo...

que sujeta con angustia a su hijo que parece que se va escurriendo hacia abajo.

No existe -quizás- mayor desesperación que sentir que nuestros hijos/as se van de nuestras manos...

Unos se escurren hacia "abajo", mientras otros vuelan hacia "arriba".

Saludos.

Adolfo Payés dijo...

WOW es una de las obras que me fascinan es una obra perfecta..

un gusto seguirte..

saludos fraternos con mucho cariño.
un abrazo

Jose Luis dijo...

Es impresionante la manera en que está trabajado el mármol en esta obra. Parece increíble que Miguel Ángel, él solito, pudiera completar a lo largo de una vida obras tan majestuosas como la Piedad, el Moisés o el David... Un abrazo

Ana (en el faro) dijo...

Hola Pilar ¿Cómo estás? (Sé que ya bien) De vez en cuando asomo por tu blog y admiro todo lo que nos regalas, pero con esta entrada no tengo por menos que comentar que es maravillosa. Recuerdo el impacto que me causó verla, pelos de punta y aún más, ganashasta de llorar por la emoción.

Un besazo Pilar

mangeles dijo...

¡Tanta belleza junta conmueve hasta el alma y la razón¡...bellísima la Piedad, bellisima la música...y excelente post, Pilar... Muchos besos

Balovega dijo...

Feliz Pascua mi querida amiga...

La fuerza con la que Maria sujeta a Cristo es de una angustia tremenda, un dolor que te llega muy adentro.

Me has dado toda una clase de Semana Santa, con un gusto extraordinario y la he podido vivir a través de tus ojos y tu bellas palabras.

Gracias y hasta muy muy pronto.. ufff.. que ganas!!..

Felices sueños.

mangeles dijo...

La he mirado mil veces.He visto el video 3 veces, y además he buscado y visto unos cuantos videos más, incluído uno sobre el atentado que sufrió la escultura en el año 72...

Tengo dos visiones distintas de la escultura:

1.- La "madre" que sostiene y arropa, (toda la escultura parece arropada por el traje y manto de la Virgen", incluso parece que mece el cuerpo de su hijo muerto, que descansa por fín en paz en los mejores brazos posibles.

2.- El "horror" de la madre, ante el cuerpo destrozado de hijo. No he conseguido encontrar una imagen desde los ojos de la madre, desde su perspectiva. Pero está claro que no mira al rostro de su hijo, sino a su torso y a su vientre. Y extiende abriendo la mano, como diciendo "pero midad que le han hecho". Algunas imágenes tomadas desde arriba, muestran la extraordinaria escultura de Cristo, con el cuerpo retorcido, yacente...Creo que eso es lo que se vé desde los Ojos de María...pero no he encontrado, con los cientos de fotos que hay de la Escultura, ninguna desde esa perspectiva y altura...

Creo que Miguel Ángel esculpió por un lado la majestuosa madre que arropa al hijo muerto,el descanso de Cristo tras la tortura, que es la que se vé. Desde el frente...la escultura es de dolor sereno.

Y por otro, el drama y el horror de la Madre, que no podemos ver...o al menos, se nos oculta más y es más complicado... como diciéndonos...NO PODEIS ENTENDER LO QUE ES PARA ELLA...Desde arriba...la escultura muestra todo el desgarro.

Besossss

Maravillosa obra

mangeles dijo...

¡He visto otra cosa¡...Las piernas de María...que se ven bajo los ropajes...piernas abiertas...la derecha apoyada en una piedra...para poder alzar y sujetar la cabeza y los hombros de Cristo, y la izquierda, recta y firme sobre el suelo, para apoyar las piernas del hijo...Una postura que las madres adoptan para coger a sus hijos...Lo que quiere decir...que las proporciones de altura y de cuerpo de Jesús y María deben ser muy similares, para que la escultura resulte tan natural....

Voy a fijarme en las proporciones...pero deben ser más o menos igual de altos, si no, la postura de la escultura sería imposible....¿?

Lely Vehuel dijo...

Hola,que hermosa entrada,esa mezcla de dolor y amor la hace muy atrapante,me gusto muchisimo,sabes que te espero como siempre en mi blog,yo estare pasando siempre por aqui,te mando un abrazo muy grande y mucha luz para ti y los tuyos.

Lucie G dijo...

Qué maravilla!

clariana dijo...

¡Hola Pilar!
Plasmar un sentimiento así, o un cúmulo de sentimientos llamados "Piedad", debe de ser realmente difícil y consigue transmitirnos este dolor que siente una madre al ver como su hijo se va. Me ha gustado mucho cómo lo explicas. Besos.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Vuelvo a tu cuaderno Pilar para volver a las fotos y a tu texto.

Un abrazo.

Marga Fuentes dijo...

Es la belleza por excelencia La Pietá. No conozco algo tan dulce y expresivo.
Gracias por traerla a tu blog, amiga.
Un abrazo,

calamanda dijo...

¡Fantástica Piedad de Miguel
Angel! Yo he tenido la suerte de
verla y es extraordinaria.
Cierras tu paso por esta
Semana Santa del 2009 de una manera
acertada y con un broche fantástico.

Un abrazo.

CALAMANDA

Cani dijo...

Marivillosa, mi padre era un enamorado de Miguel Angel y nos enseño a admirar su obra, hoy tu, despues de tantos años, me has ayudado de nuevo a interpretarlo.
Cuanto dolor de madre plasmado en esas manos y ese rostro.
Un abrazo

Paraula dijo...

Es admirable; además de tener un conocimiento en las artes, veo que también tiene fundamentos en la religión.

Abrazos.

Balovega dijo...

Holaaaaaaaa bella y querida amiga... antes de ir a trabajar deseo que tengas un bello día y un feliz fin de semana...

Miles de besossssss..uno de ellos te lo daré en vivo.. MUY PRONTO !!!!

Gonzalo González dijo...

Y a mi que de esta maravillosa obra lo que más me emociona siempre es la PAZ del rostro de Criso....!

In-su-pe-ra-ble

Yahuan dijo...

Veo en el rostro de María mucha sabiduría, a diferencia de lo que he visto en los pasos de esta Semana Santa, en los que más bien vi la agonización, la angustía que no se puede aguantar más y que desvanece al estómago. En fin, ya sólo puedo decir que la escultura me parece el arte más difícil. Igual si voy a una escuela de pintura o de música o de literatura pueda aprender, pero creo que en mí sería imposible aprender a esculpir.

Un saludo.

Abedugu dijo...

Parece mentira que del marmol pueda salir una obra de arte tan maravilosa como esta en la que se reflejan con fuerza las expresiones tando de la madre triste como del hijo muerto.
Buen fin de semana.