domingo, 24 de agosto de 2008

EL MUSEO PICASSO DE BARCELONA

Entrada al Museo Picasso por la calle Montcada


Ir hacia el barrio gótico de Barcelona buscando el museo Picasso hace sentir a cualquiera el olor y el color del la Edad Media y quien siente esas sensaciones enseguida intenta vivir cómo era Barcelona a finales del siglo XII


En esa época medieval, Barcelona quedaba cerrada dentro del recinto amurallado de la antigua ciudad romana (llamada Barcino por los romanos). La falta de espacio obligó a la creación de nuevos barrios, llamados Bòries o Viles Noves. Cerca de la zona marítima se creó el barrio de Vilanova de la Mar, que fue el más importante de todos ya que se encontraba en el camino que desde el mar accedía al antiguo camino de Barcelona a Roma.
Con el paso del tiempo se convirtió en lo que actualmente llamamos el barrio de la Ribera. Durante este tiempo, y a partir del siglo XIII, se fueron instalando en el barrio ricos mercaderes, cortesanos y burgueses. ( recomiendo leer La Catedral del Mar de Ildefonso Falcones)
La calle Montcada, se creó a partir de una donación del conde Ramón Berenguer IV a favor de su vasallo Guillem Ramon de Montcada, que se encargó de urbanizar la zona. Algunos de los palacios que se construyeron en la calle Montcada durante los siglos XIII y XIV serán los que hoy albergan el Museo.
Estos palacios tienen una estructura muy parecida que será una constante en las casas y palacios catalanes. El palacio se construye alrededor de un patio central con una escalera de acceso al piso principal, que era la residencia de los propietarios. En los bajos se encontraban las cocinas, establos, almacenes, etc., y en las plantas superiores la buhardilla y las habitaciones del servicio. Todos fueron construidos con piedra de las canteras de la montaña de Montjuïc, que ya se explotaba desde la época romana.

Interior de Santa María del Mar


El edificio más importante del barrio de la Ribera es la basílica de Santa María del Mar, una iglesia de estilo gótico construida en el siglo XIV, de Berenguer de Montagut, uno de los maestros de obra más prestigiosos del gótico catalá
El templo de Santa María es un maravilloso ejemplo de arquitectura gótica, con sus pilares octogonales y sus capillas laterales entre contrafuertes, fiel reflejo estas últimas de la importancia de los gremios y de las cofradías medievales que florecieron en el barrio desde finales del siglo XIII y que tuvieron un papel determinante en el gobierno y el desarrollo de la ciudad

Interior del Museo (patio central)

Actualmente, el barrio es un activo centro de cultura que aloja diversos museos, galerías de arte, tiendas de artesanía, etc.

El museo fue creado en 1963 a raíz de las donaciones realizadas por el propio Picasso, junto con las obras cedidas por la familia Sabartés (Jaume Sabartés fue su mejor amigo y su secretario pesonal durante 35 años de su vida) y las obras de Picasso que estaban repartidas por los museos de Barcelona. Primero se instaló en el palacio de los Marqueses Berenguer de Aguilar y actualmente ocupa cinco palacios de la calle Montcada: el de los marqueses antes citados, del Baró de Castellet, de la familia Meca, de Casa Mauri y de la familia Finestres.

Sala del museo (exposición)
Una vez dentro del museo las sensaciones en torno al genio de Picasso empiezan a bullir
Y a pesar de estar completamente rodeada de visitantes que curiosean todas las obras del genio llega el momento en que una obra despierta mayor curiosidad o necesita esa atención que cualquiera que ame el arte está dispuesta a prestar.



PRIMERA COMUNIÓN (1896)

Allí estaba la blancura que tanto deseaba sentir en una obra de Picasso, en una sala con una luz tenue pero intensa:
“La Primera comunión”
Enseguida se agolparon los pocos conocimientos que yo tengo de la primera etapa de Picasso, pero que siempre me han fascinado por su ternura en el tratamiento de las figuras de niños. Y esa obra precisamente se encontraba despejada de curiosos y yo, contando con la paciencia de mi familia me detuve un buen rato para poder disfrutarla.
Quise recordar todo lo que pude en ese momento de su primera etapa y se lo fui contando a uno de mis hijos con la satisfacción de que la memoria no me fallaba demasiado:
Posiblemente su primera obra pública de Picasso sea "Primera Comunión" presentada en Abril de 1896 en la Tercera Exposición Municipal de Bellas Artes de Barcelona.
Y ahí estaba la luz del Mediterráneo en el velo de la niña y la sensibilidad del joven artista en todos los personajes.



6 comentarios:

mangeles dijo...

Me has hecho recordar mi viaje a Barcelona y al Barrio Gótico...precioso y romántico...

No conocía esa obra de Picasso, "La primera comunión", pero si es cierto que el Blanco, es un Blanco mediterráneo.


Un beso guapa...

¿Y la Catedral de Vitoria? jejje quedo a la espera.

morisot dijo...

Vitoria es una ciudad estupenda y sobre todo si llegas el 9 de agosto que es el último dia de las fiestas. El bullicio y la juventud sale por todos los lugares.
La catedral me gustó sobre todo por el tipo de visita que se hace y la explicación de la guía fue bastante buena. Ya haré un comentario en condiciones.
Un besazo

Algaire dijo...

No conozco este museo pero la próxima vez que viaje a Barcelona estará en la lista de visitas.

Trantorrr dijo...

Hola Pilar, la foto que utilizas para ilustrar santa María del Mar está registrada, tiene copyright y está a la venta aquí: http://www.gettyimages.com/detail/photo/santa-mar%C3%ADa-del-mar-royalty-free-image/127339571#p

Ya que veo que es un blog divulgativo y sin ánimo de lucro no tengo ningún problema en que la utilices, pero al menos quiero que pongas un enlace a la original: http://www.flickr.com/photos/nopipno/96775455/

saludos,
Santiago Faulo.

Trantorrr dijo...

Veo después de los años que ni caso...

Trantorrr dijo...

Veo después de los años que ni caso...